LA COIMA NOTARIADA DE TOACHI PILATÓN

Nadie roba con recibo y facturas, pero toda regla tiene su excepción. Se trata de un caso que desnuda las acciones de la revolución ciudadana en uno de sus principales engranajes: la prefectura de Pichincha. Hoy conocemos los detalles del pago que hizo la empresa china CWE para lograr el proyecto mas largo, emblemático e inservible de la revolución ciudadana.

LA COIMA NOTARIADA DE TOACHI PILATÓN

La empresa China International Water & Electric Corporation (CWE) que asumió la ejecución de la obra civil de Toachi-Pilatón pagó cerca de un millón de dólares a una firma de pantalla (SCB S.A.) para lograr dicho contrato. El titular de SCB es padre del entonces gerente de Hidroequinoccio (empresa pública de la Prefectura de Pichincha), Diego Espinosa D´ Herbecourt, acusado de recibir sobornos para la financiación de la campaña de Lenín Moreno y Jorge Glas.

El contrato de Toachi Pilatón con CWE costó $247.6 millones y fue financiado por el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), es decir con los fondos de los afiliados y jubilados del IESS. El 26 de mayo de 2011, iniciaron los trabajos, en la actualidad, Toachi-Pilatón con 600 millones invertidos, no genera ni un kilovatio, tras 12 años de haber arrancado el proyecto.

En Ecuador, CWE se adjudicó directamente más de $ 700 millones en contratos públicos. Firmó con la Secretaría Nacional del Agua (Senagua) la construcción del sistema de control de inundaciones en Cañar y Naranjal y con la empresa pública Yachay EP para construir residencias estudiantiles.

Antes de firmar el contrato, CWE hizo un acuerdo verbal con la empresa ecuatoriana S.C.B S.A., de propiedad de los esposos Diego Espinosa Álvarez y Christine D´ Herbecourt, padres del entonces secretario sectorial de Empresas Públicas, de la prefectura de Pichincha, Diego Espinosa D’ Herbecourt.

En el convenio S.C.B. S. A. se comprometió a “asesorar”, elaborar y presentar la oferta para construir las obras civiles de Toachi-Pilatón. Datos del Servicio de Rentas Internas, señalan que la principal actividad comercial de esta empresa es el “arrendamiento de bienes inmuebles destinados para vivienda”.

El acuerdo se formalizaría, solo si CWE obtenía el contrato, y así ocurrió, por eso el 8 de junio de 2011, Wan Baosheng gerente de la empresa china y Diego Espinosa Álvarez, firmaron el contrato por $840.000, incluido IVA. A esa fecha, Diego Espinosa D´Herbecourt ocupaba el cargo de gerente de Hidroequinoccio y era la persona de confianza del prefecto Gustavo Baroja.

“China International Water & Electric Corp., se encontró satisfecha con los servicios prestados por S.C.B., porque el resultado fue la firma del contrato de dicho proyecto. Por ello las partes acordaron formalizar los acuerdos verbales que tenían”, dice textualmente el contrato.

La factura de S.C.B. S.A, por $ 840.000 fue emitida el 1 de julio de 2011 a China International, por concepto de “asesoría en la elaboración y presentación de oferta y servicios técnicos”.  La compañía ecuatoriana registró como dirección la calle Sergio Játiva. Diego Espinosa D´Herbecourt registró la misma dirección en el sistema de aportaciones del IESS.

Un ex funcionario de la prefectura de Pichincha, que pidió total reserva, aseguró a este portal que no hubo estudios técnicos, ni asesorías por parte S.C.B S.A., que se trató de una fachada para que CWE pudiese entregar la coima a la prefectura de Pichincha por el contrato recibido.

Este hecho coincide con las revelaciones de Arroz Verde, publicadas por el portal Periodismodeinvestigacion.com. Según los reportajes, China International Water & Electric Corp-CWE, bajo el código V9, entregó coimas por $ 1 millón de dólares a Alianza PAIS. Las publicaciones detallan que, en noviembre de 2013, Juan Carlos Wang y José Alvear Icaza, director y representante de CWE, respectivamente, indicaron que aportarían cuando recibieran la adjudicación del contrato ofrecido.

En la base de datos de voluntarios se encontró la empresa Lagerfeld S.A, cuyo gerente general es el hijo de José Alvear Icaza, Ricardo José Alvear Zenck, y como nexo a la organización estaba Myrian Elizabeth Sáenz Capovilla. José Alvear, fue el puente que conectó los negocios entre el representante de Glory International Industry Corp., Michael Ying, con Ricardo Rivera Arauz, Tomislav Topic (Telconet) y José Conceicao Santos de Odebrecht. Alvear falleció súbitamente en enero de 2014, dejando un silencio de varios ceros a la derecha.

Los nexos de la Prefectura de Pichincha con la estructura de coimas y sobornos que creó Alianza País para financiar las campañas electorales de 2013 y 2017, no quedan ahí. Según los reportes del “Informe Lucas Majano”, para la campaña de Lenín Moreno-Jorge Glas de 2017, se recaudaron $ 7.7 millones de empresas privadas, nacionales y extranjeras, más las instituciones públicas. La recaudación estuvo a cargo de “tres líderes”: Gustavo Baroja (L1), Paola Pabón (L2) y Jorge Glas (L3), con el apoyo de los “coordinadores” Diego Espinosa D’ Herbécourt (C-1) y Patricio Beltrán Vinueza (C-2). El informe Majano dice que fueron supervisados por Félix Delgado y Verónica Castro, funcionarios de la Prefectura de Pichincha y del movimiento AP.

El exgerente general de Hidroequinoccio, Diego Espinosa D’ Herbécourt (C1), posee una empresa offshore con el mismo nombre en Panamá: Servicios de Carnes y Balanceados SCB S.A.

La compañía fue inscrita en el Registro Mercantil de ese país el 3 de enero de 2008, con un capital de $10.000, sus directores eran Espinosa D’ Herbécourt, Juan José Crespo Correa, quien a 2017, ejercía el cargo de gerente de Inmobiliarios de Hidroequinoccio, y Andrés Tobar Merino.

En 2009, Servicios de Carnes y Balanceados SCB formó una sociedad anónima con otras dos empresas: Enders Inc. y Rockall Inc., cuyo objetivo comercial era la comercialización de bienes muebles o inmuebles, la realización de “cualquier tipo de operación comercial”, la “participación en cualquier forma en otras sociedades”, “la compra venta y comercio en general de acciones”.

Enders Inc. y Rockall Inc. se encuentran vigentes y son administrados por ejecutivos panameños. Hasta febrero de 2019, esas compañías figuraban como “suscriptoras” de Servicios de Carnes y Balanceados SCB S.A. esta última fue disuelta finalmente el 26 de febrero de 2019 por una notaría panameña.

Más irregularidades

En junio de este año, diario El Universo reveló que la constructora China International Water & Electric (CWE) llevaba seis días construyendo la hidroeléctrica Toachi-Pilatón cuando contrató el servicio de transporte de carga con una empresa que no tenía camiones y que por ello pagó $ 297.000. La empresa contratada fue Cambioil S. A., a la fecha vinculada a Eduardo Acosta Rivera, primo del entonces ministro de Finanzas, Patricio Rivera.

En 2016, los Papeles de Panamá revelaron que CWE simuló consultorías por $ 32.88 millones con la empresa suiza YouSee AG para los proyectos Cañar, Naranjal y Toachi Pilatón. La operación se realizó en el 2014, bajo el asesoramiento de la consultora ecuatoriana Tributum, a la que pertenece Roberto Silva, y la logística de la empresa panameña Mossack Fonseca. El objetivo era evadir impuestos.

En abril de 2016, el Servicio de Rentas Internas denunció a CWE por defraudación tributaria, pero un año después la Fiscalía General del Estado archivó el caso porque no encontró elementos para formular cargos.

En junio de 2019, diario El Universo reveló que varias empresas  chinas, contratistas del Estado, pagaron a 84 empresas fantasmas $21.2 millones en 2017. Por ejemplo, China CAMC Engineering, contratista de 25 obras públicas, pagó facturas de supuestas transacciones por $ 11.6 millones y China International Water & Electric (CWE) por $ 7.3 millones. El objetivo era evadir impuestos. El diario también reveló que CWE incluyó facturas de empresas fantasmas por $ 5.8 millones entre 2012 y 2014.

Financiamiento de Toachi-Pilatón

El proyecto, ubicado entre las provincias de Pichincha, Santo Domingo y Cotopaxi, fue negociado y adjudicado durante el gobierno de Rafael Correa a la multinacional Odebrecht por un costo aproximado de USD 336 millones, con financiamiento inicial del BNDES de Brasil, luego fue modificado el financiamiento a cargo del FEISEH.

Tras la expulsión de  la constructora brasileña en 2008, la obra fue entregada de forma directa al consorcio chino – ruso integrado por las empresas CWE e INTERAO, por un monto inicial de USD 470.6 millones con financiamiento del BIESS y del Eximbank de Rusia. Hasta 2016 el costo del proyecto superó los 600 millones de dólares.

A finales de 2010, el entonces prefecto de Pichincha Gustavo Baroja, Miguel Calahorrano, a la fecha ministro de Electricidad, y Ramiro González, presidente del directorio del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), anunciaron que esa entidad pondría $250 millones. Rusia, por su parte, prestó $ 123.4 millones.

Toachi-Pilatón: Un proyecto con muchas coimas y 0 megavatios

Por Toachi-Pilatón han pasado brasileños, chinos y rusos. Ninguno ha podido terminar con la mala racha que acompaña a la planta hidroeléctrica desde su inicio. Actualmente, Toachi-Pilatón no genera un kilovatio.

Según los cables de Itamaraty, la negociación del contrato de Toachi-Pilatón se inició con Rafael Correa Delgado, cuando fue ministro de Finanzas en el gobierno de Alfredo Palacio, en 2005. A esa fecha, Correa ya negociaba con Odebrecht el contrato para viabiliza el proyecto “en el más breve plazo posible”. En diciembre de ese año, el Consejo Nacional de Electricidad (Conelec) entregó la concesión a la Prefectura de Pichincha, liderada por Baroja. El contrato se firmó en 2007, cuando Correa ya era presidente de la República y Alecksey Mosquera ministro de Electricidad.

Diez años después, en abril de 2017, quedó al descubierto que Mosquera recibió una coima de 1 millón de dólares de parte de Odebrecht para la adjudicación del contrato. Correa dijo que el dinero entregado a Mosquera no tenía nada que ver con el contrato y que eso era un “pago entre privados” hecho en 2011. Lo que fue desmentido por la policía de Andorra, que aseguró el pago del millón de dólares fue realizado en el 2008 mediante transferencias de la offshore Klienfeld (Odebrecht) a la cuenta de Tokio Traders y, de esta, en 2011 a Percy Trading, dos empresas de Marcelo Endara, tío político de Alecksey Mosquera.  Lo que fue confirmado con el escándalo de corrupción Lava Jato. Fabio Andreani Gandolfo y Fernando Fernandes Meias Bessa, ejecutivos de Odebrecht, en sus delaciones señalaron que entregaron el millón a Mosquera.

Odebrecht fue expulsada en 2008 por Correa por graves fallas en la Central Hidroeléctrica San Francisco. Sin embargo, Hidrotoapi ya había pagado $112 millones, equivalentes al 30% de adelanto del contrato de Toachi.  Antes de irse, la compañía devolvió alrededor de $ 98 millones.

Tras la salida de Odebrecht en 2009, China International Water and Electric Corporation (CWE) asumió la ejecución de la obra civil de la hidroeléctrica.

En 2010, un grupo de funcionarios -incluidos Glas, Fausto Cayambe (exlegislador fallecido en 2017) y Baroja- viajó a Moscú-Rusia, para finiquitar el contrato con Inter Rao Ues para la construcción electro-mecánica de Toachi Pilatón.

Por esas fechas, el entonces ministro Coordinador de Sectores Estratégicos le dejó “muy claro” a Gustavo Baroja, que la Prefectura de Pichincha ya no estaría a cargo de los grandes proyectos hidroeléctricos, sino de “obras sociales y vialidad”.

“El proyecto pasa a CELEC”, le dijo Glas al entonces prefecto refiriéndose al proyecto hidroeléctrico Toachi Pilatón. En la comunicación, un enfático Glas, pidió elaborar un acuerdo que señale que Hidrotoapi e Hidroequinoccio serían “absorbidas” por la compañía estatal Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC).

En mayo de este año, el portal La Fuente reveló que China International Water & Electric Corp-CWE (V9), entregó $ 1 millón a Alianza País para financiar la campa electoral de Rafael Correa y Jorge Glas.

Compartir esto:
Cerrar
Periodismo De Investigación © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
Cerrar