Pólit: Culpable por unanimidad



Pólit: Culpable por unanimidad

Redacción La Fuente - Periodismo de Investigación24 abril, 202420min1755
Redacción La Fuente - Periodismo de Investigación24 abril, 202420min1755
game over
La mano de la justicia estadounidense le ha caído como un yunque al ex contralor Carlos Pólit Faggioni. Doce jurados, por unanimidad, lo declararon este 23 de abril del 2024, culpable de seis cargos, con los que -a sus 73 años- podría tener que cumplir hasta 100 años de condena. 

El número de años que pasará Pólit en cárcel será conocido cuando la jueza  Kathleen Williams emita su sentencia, en un plazo máximo de 45 días. Por lo pronto se conoció que ha pasado la noche en el Centro de Detención Federal de Miami. 

Esta sentencia en EEUU no sólo evidencia la culpabilidad de un individuo, sino que también proclama un mensaje claro y contundente: en la batalla contra la corrupción, ningún poder, por grande que sea, está por encima de la ley.

Howard Srebnik, reconocido por su defensa del famoso cantante canadiense Justin Bieber asumió la representación de Polit quien tras dos semanas de juicio y una exhaustiva presentación de pruebas, fue declarado culpable con un fallo unánime en todos los cargos imputados.  

Los seis cargos, cada uno más revelador que el anterior, pintan un cuadro sombrío de corrupción y lavado de activos en el propio sistema financiero de EEUU. El dinero mal habido provenía de sobornos que fueron entregados por Odebrecht y broker de seguros para garantizar contratos en el Ecuador. En esta trama, los nombres de Jorge Glas, Carlos Solines y José Serrano han quedado, no solo salpicados, sino embarrados dentro del caso. 

Juicio en EEUU: Pólit, Glas, Serrano y Solines embarrados de sobornos 

12 jurados, 6 cargos

Carlos Pólit, excontralor general del Estado de Ecuador, enfrentó a 12 jurados que por unanimidad lo encontraron culpable en una serie de cargos graves relacionados con utilizar los sistemas financiero e inmobiliario para  lavado de activos. 

Fotografías tomadas de PLAN V

El primer cargo, «Conspiración para lavado de activos», indica que Pólit estuvo involucrado en una asociación ilícita destinada a blanquear dinero en EEUU, obtenido de manera ilícita. Esta acusación apunta a un plan deliberado para ocultar la procedencia ilícita de fondos a través de diversas transacciones financieras.

El segundo cargo se centra en «Lavado de activos en transferencias a cuentas en Florida», específicamente en transferencias de fondos realizadas por empresas vinculadas a Pólit hacia cuentas en este Estado estadounidense. 

La «compra de un edificio de oficinas» y la «remodelación de una casa en Florida» constituyen los siguientes cargos, los cuales indican que Pólit habría utilizado fondos ilícitos para adquirir propiedades en este Estado. Esto sería un esquema para ocultar la procedencia del dinero a través de inversiones inmobiliarias.

El quinto cargo, «Transacciones con bienes derivados de actividades criminales», abarca cualquier actividad relacionada con la transferencia, compra o venta de bienes obtenidos de manera ilícita. 

Por último, el sexto cargo es «Otros actos vinculados a la conspiración para lavado de activos».

Su veredicto de culpabilidad marca un hito en la lucha contra la corrupción en América Latina y resalta la importancia de la cooperación internacional en la persecución de estos delitos.

El contralor que contaba con el cariño del correísmo

Carlos Pólit, manabita oriundo de Bahía de Caráquez, fue una figura poderosa en el gobierno ecuatoriano durante el régimen correísta, ocupando el cargo de contralor general del Estado entre 2007 y 2017. Por ello, su condena, en la que ha sido nombrado el ex vicepresidente, Jorge Glas, resulta un gran golpe a la narrativa de RC que sostenía que el caso era una fabricación contra Glas.

Pólit fue uno de los pocos funcionarios a los que el ex presidente Rafael Correa alababa felicitando su desempeño y calificándolo de simpatiquísimo. No obstante, Pólit fue señalado  de participar en prácticas corruptas como desvanecimiento de glosas.

Incluso ahora se ha confirmado el cobro de sobornos a cambio de justamente desvanecer glosas en los casos Odebrecht y en los contratos petroleros con empresas asiáticas: las famosas preventas petroleras. Como era de esperarse ahora que su red de corrupción ha sido expuesta, el prófugo trata de desmarcarse, diciendo que él no fue el que lo eligió. 

Su ascenso al poder y su permanencia en el cargo estuvieron marcados por una serie de decisiones controvertidas y conexiones oscuras con altos funcionarios del correísmo. Es que el gobierno de Rafael Correa proporcionó el caldo de cultivo perfecto para la proliferación de la corrupción. La centralización del poder, la falta de independencia judicial y el sometimiento sobre las instituciones de control y fiscalización allanaron el camino para que figuras como Carlos Pólit operaran impunemente, enriqueciéndose a expensas del pueblo ecuatoriano.

Las acusaciones contra Pólit, tanto en EEUU como en Ecuador, no son triviales; lo señalan como el centro de una trama de corrupción que abarca al menos 10  años y se extiende por todo el tejido gubernamental del Ecuador (2007 – 2017). Se le imputa haber utilizado su posición como contralor para enriquecerse ilícitamente y participar en actividades de lavado de activos. 

Los vínculos con Odebrecht son particularmente preocupantes, ya que la constructora brasileña ha admitido haber pagado sobornos millonarios en todo el continente para asegurar contratos de obras públicas. En esos mismos términos fue su relación con Seguros Sucre.  

Las investigaciones han revelado transferencias financieras sospechosas, propiedades de lujo adquiridas tanto en Ecuador como en Estados Unidos, y una complicidad que alcanza las más altas esferas del poder. La participación de su hijo, John Pólit, en estas actividades ilícitas añade una capa adicional de complejidad y corrupción familiar.

Se estima que la empresa brasileña Odebrecht habría pagado al menos $33,5 millones en sobornos en Ecuador entre 2007 y 2016. Estos sobornos, dirigidos a altos funcionarios del Gobierno, tenían como objetivo asegurar contratos de obras públicas para la constructora. Entre los destinatarios de estos sobornos se encontraban figuras como Jorge Glas, Ricardo Rivera y el mismo Pólit. 

Pólit reconoció en 2018, ante la Comisión de Fiscalización haber desvanecido las glosas por orden del Estado. Las 39 glosas de las que se liberó a Odebrecht eran por $76 millones. Pólit lo confesó en un interrogatorio que llevó a cabo su entonces presidente Fernando Villavicencio (+). Pero explicó que fue por un acuerdo al que llegó el procurador del Estado, Diego García, el propio Gobierno con la empresa.

Adicionalmente, Pólit desvaneció glosas por $34 millones en las preventas petroleras chinas. En ese momento, el gran debate era sobre los supuestos premios que entregaba Petrochina al Ecuador, que eran menores a las que se habían recibido de otras empresas como Perenco. Sin embargo, el discurso de Pólit era de que no había ninguna afectación a las arcas fiscales. 

Pero la práctica de desvanecer glosas, había empezado en 2008, cuando desvaneció una glosa del ex presidente, ahora prófugo, Rafael Correa por 22,8 millones de sucres.

La pregunta ahora sería cuáles son los siguientes pasos para que no sea únicamente este hombre de la tercera edad (73 años), quien pague las consecuencias del saqueo a la honra, la economía y a la institucionalidad del país. Sabemos que la gran corrupción es mucho más amplia y es hora de que caigan todos. 

Los audios que desnudaron a Pólit 

Carlos Pólit quería ser contralor al menos 15 años, no le gustaba que le pagaran a través de cuentas bancarias, se manejaba con gran confianza con altos cuadros correístas y, era implacable al perseguir a sus enemigos. Esos detalles de la vida de Pólit se conocieron por una serie de audios que fueron revelados entre 2017 y 2018. 

Pólit hablaba demás o tenía demasiada confianza con quienes terminaron traicionándolo. No contaba con que su principal contacto en Odebrecht, José Conceicao Santos lo estuviera grabando y que varios capítulos de esas conversaciones sirvieran para que sea condenado.

Por ejemplo, en el audio de una conversación de 2017, que fueron conocidas gracias  Diario El Universo, José Conceicao le decía a Pólit.

“Me acuerdo que tú siempre me indicabas: ‘yo quiero recibir en efectivo, no quiero en cuenta, justo para no tener problemas”. Y Pólit respondía sin pelos en la lengua, queriendo dar cátedra de sapería: “Nada de cuentas ni de huevadas. Prefiero yo en mi vida… Yo no tengo ni en efectivo, no tengo nada… Es lo peor, la gente… Corrieron a abrir cuentas en Panamá”.

En esas mismas conversaciones, Pólit revelaba querer ser contralor por cinco años más. Es decir cumplir quince años en el cargo. Pero Pólit sabía que tendría críticas por la persecución que había iniciado en contra de la Comisión Nacional Anticorrupción.

A ellos, hombres y mujeres respetables, a quienes calificaba de “huevones” e “hijos de puta” los acusó de denuncia maliciosa y temeraria. Esto porque la Comisión lo acusó de no cumplir con sus funciones. En ese entonces Pólit le aseguraba a José C. Santos que con eso los podía meter a todos a la cárcel. Al final fueron condenados, pero luego terminó “perdonándolos”.

Sobre el tema, Felipe Rodríguez, abogado e hijo de Jorge Rodríguez (+) ex coordinador de la Comisión escribió un contundente mensaje en contra de Pólit recordando que hace 7 años querelló a los miembros de la Comisión. “Han pasado 7 años desde que este criminal de alto vuelo querelló a la Comisión Anticorrupción. Hoy es juzgado en EEUU por varios de los delitos por los que aquí la Comisión Anticorrupción lo denunció”. 

Recordó que tras traficar influencias en el Consejo de la Judicatura, logró condenar a sus denunciantes. Pero destacó la diferencia de que: “Hoy, en un país donde no puede levantar el teléfono para arrodillar a la justicia, no le queda más que guardarse el rabo entre las piernas y cerrar la boca”.

Finalmente, en su mensaje le asegura que el día que se lea su sentencia, brindará por su padre, quien fue el primero en denunciarlo, “quien me enseñó todo lo que tú, evidentemente, no le enseñaste a tu hijo, tu cajero”, expresó.

Otro audio que causó revuelo y que involucra una vez más a José Serrano, como presidente de la Asamblea, se conoció en febrero del 2018. Ahí, el entonces fiscal, Carlos Baca Macheno , expuso un audio de Carlos Pólit con el mismísimo José Serrano, en el cual Pólit, ya prófugo en EEUU, le saludaba con extrema confianza llamándolo “compadrito lindo”, y en que en cambio Serrano calificaba como “miserable” al fiscal Baca, porque supuestamente no estaba dispuesto a cumplir acuerdos, y no se sabía a quién respondía.

Ambos conversaban sobre la posibilidad de bajarse a Baca e impedir que siga siendo fiscal. Aseguraba que lo que le interesaba era ser Presidente de la República.

¿Y ahora qué?

La noche del 23 de abril fue la primera en la que Carlos Pólit durmió como un preso más en el Centro de detención federal de Miami. Luego de que el fiscal Alexander Kramer solicitara su arresto inmediato ya que tiene antecedentes de fuga de Ecuador con una sentencia, sin embargo el excontralor terminó entregándose, entre sollozos de sus familiares.

Si bien hay preocupaciones sobre cómo se puede seguir las investigaciones con la información que ha revelado este juicio, en EEUU no puede juzgarse por este caso a Diego Sánchez ni a los otros vinculados a la red de corrupción de Odebrecht o Seguros Sucre porque tienen acuerdos de cooperación que implican inmunidad con la fiscalía.

Estos acuerdos no comprometen a Ecuador, por lo tanto estas confesiones podrían usarse para investigar y procesar a Sánchez, José Serrano y Pedro Solines, tres ecuatorianos que según los detalles del caso habrían recibido o pagado sobornos.

Pólit y Glas ya fueron sentenciados por estos mismos hechos en el Ecuador (Odebrecht) por lo que no tiene nuevas implicaciones judiciales para ellos. En lo político, es un gran golpe a la narrativa de RC que siempre ha pintado este caso como una fabricación contra Glas.