Salcedo y Salazar confirman la trama de sobornos en el Caso Purga



Salcedo y Salazar confirman la trama de sobornos en el Caso Purga

Redacción La Fuente - Periodismo de Investigación3 junio, 202423min1421
Redacción La Fuente - Periodismo de Investigación3 junio, 202423min1421
Diseño sin título (71)
El caso Purga, que investiga un presunto delito de delincuencia organizada en contra de 12 sospechosos entre lo que se encuentran el exasambleísta socialcristiano Pablo Muentes, la expresidenta de la Corte Provincial de Justicia de Guayas, Fabiola Gallardo, y jueces de esa dependencia, entre otros, siguió este lunes con la recepción de los testimonios anticipados de Daniel Salcedo y Mayra Salazar.

Los testimonios anticipados de Salcedo y Salazar se esperaban con expectativa y aunque no hubo grandes revelaciones, han corroborado la compleja trama de sobornos, fraudes y tráfico de influencias. 

Ambos llegaron a la Corte Nacional de Justicia, en el norte de Quito, pasadas las 07:45 en medio de un fuerte dispositivo de seguridad que involucró la participación de miembros de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas, tanquetas de ambas instituciones y otros vehículos tácticos. 

El auditorio del octavo piso de la Corte fue habilitado para la recepción de ambos testimonios. En el área asignada para la Fiscalía se colocaron 36 cajas de cartón que contenían alrededor de 700 cuerpos procesales que contiene el expediente de instrucción fiscal. Al frente se colocaron los defensores de los procesados y otros abogados se conectaron mediante la plataforma Zoom. 

Foto tomada de las redes de Fiscalía

Aunque la diligencia había sido convocada para las 08:30 la instalación de la audiencia solo se dio pasadas las 09:15. El juez Lauro Javier de la Cadena había pedido previamente la constatación de la presencia de las partes procesales e inició con la recepción de los testimonios anticipados. 

Foto tomada de redes de la Fiscalía

Lo más relevante del testimonio anticipado de Salcedo sería que Virgilio Hernández, miembro activo de la Revolución Ciudadana, habría sido el encargado del pago del hábeas corpus para el exvicepresidente Jorge Glas, ahora residente en La Roca, al igual que Salcedo.

He sido parte de la trama de corrupción de diferentes jueces 

El primero en colocarse delante del juez fue Daniel Salcedo. Llegó con una camiseta anaranjada de manga corta, pantalón deportivo de color negro, chaleco y casco antibalas negros y varias hojas blancas con apuntes efectuados a mano con espero azul. Previamente, fue escoltado por policías de unidades tácticas y de elementos del Cuerpo de Seguridad Penitenciaria, para una parada técnica en el baño de la Corte. 

Antes de que arranque la exposición de Salazar, la fiscal Diana Salazar indicó al juez que Salcedo era parte del sistema de protección de víctimas y testigos. Por esa razón no se podía difundir sus fotos en la audiencia. Lo expuesto por Salcedo no difirió mucho de su versión sin juramento presentada en el caso.

“He sido parte de la trama de corrupción de diferentes jueces”, señaló. Su descripción del supuesto aparataje delincuencial empezó con la mención del juez Reinaldo Cevallos. De él mencionó que le solicitó 300.000 dólares para darle arresto domiciliario y las firmas en el caso de lavado de activos. “Le dije que no y decidí tomar una avioneta. Estaba huyendo de la justicia a Perú con mi novia Jocelyn Mieles”. 

Contó que la aeronave se accidentó y cuando fue llevado a la clínica por la gravedad de las heridas nuevamente le hicieron la propuesta para que entregue dinero a cambio de beneficios judiciales.

Salcedo mostró al juez que tiene un injerto en su pierna izquierda, que a la casa de salud en donde fue internado y en donde le indujeron a un coma, llegó con 12 costillas rotas. Tras las intervenciones quirúrgicas y al no acceder a los pagos solicitados por Reinaldo Cevallos fue trasladado a la cárcel El Inca. 

Manifestó que los guías pueden ser testigos: “Me daban de comer”. Sobre su traslado señaló que no sabe si fue represalia a la negativa del dinero. Cuando Salcedo se recuperaba en El Inca, ratifica que tuvo comunicación con el juez Cevallos por WhatsApp, “(..),me dijo que podía mejorar mis condiciones”. 

Señaló a Cevallos por una nueva solicitud de dinero. Esta vez fueron 100.000 dólares. Contó que en el tiempo que estuvo inducido al coma “sacaron a un Daniel Salcedo que era empresario exitoso” y que por eso podía disponer de ese dinero. Situación que cuestionó y además dijo que a él los valores le parecieron muy caros. Por eso ofreció 20.000 dólares y finalmente cerraron en 70.000 dólares. Dinero que habría sido entregado en una casa de tres pisos en el sector la Alborada y por su supuesto operador. 

Mayra siempre fue mi amiga

Daniel Salcedo afirmó que fue trasladado a la cárcel 4 posterior al pago realizado. Luego empezaron con el tema de los ajustes porque los costos habrían subido, debido a que la Fiscalía empezó a investigar a los jueces involucrados en posibles actos de corrupción. 

Comentó que hizo un acuerdo con el juez Henry Morán y en este punto lamentó que a la justicia “no le importa si estamos en estado de inocencia, pero tienen que cobrar 150.000 y eso se ve reflejado en el proceso de fraude procesal con el juez Henry Morán”. 

El siguiente juez que habría solicitado dinero a Salcedo habría sido Alberto Lino Ramos Tumbaco. “Me reuní con el juez Lino Ramos Tumbaco… Me subí de copiloto en su camioneta… Me solicitó 100.000 dólares para ayudarme en la causa de peculado”, fue parte de lo que indicó Salcedo. 

Aseguró que la tercera reunión que tuvo con el juez fue en la Corte Provincial. “A él le entregué entre 4 o 5 mil dólares. Era una muestra de lo que iba a entregar. Me enteré que había salido de la causa de peculado. Como estaba libre me reuní con Fabiola Gallardo ya teníamos conexión con Mayra Salazar… Era una mujer muy guapa. Nos reunimos en la casa de Mayra Salazar”. 

En ese encuentro contó que para comer pidió corte de entrañas, tres porciones de arroz con choclo y una botella de vino. Ahí le habría pedido que le cuente cómo estaban sus temas y le preguntó cuánto puede dar. Gallardo habría solicitado 150.000 dólares: 50.000 dólares para cada juez y 50.000 dólares para ella. “Mayra siempre ha sido mi amiga… ella tenía control completo sobre Fabiola Gallardo” dijo Salcedo. 

Comenzaron su contacto por medio de la aplicación Zangui y empezó a visitar su casa. Por eso supo que tenía un piano que tocaba el hijo. Posteriormente, mencionó que tuvo comunicación con Johan Marfetán quien le habría pedido 25.000 dólares, cinco mil para el sorteo y 20.000 dólares para que salga favorable.  Sin embargo, cambiaron los jueces y le tocó a Fabiola Gallardo que le dijo que el hábeas corpus estaba mal presentado. 

El involucramiento de judiciales siguió con la mención del secretario Ángel Herrera quien le habría afirmado que tenía entrada con el juez Vaca quien también tenía otro caso de Salcedo. “Le entregué 40.000 dólares: 20.000 para el juez Vaca y 15.000 para Henry Morán”. 

Salcedo compartió hábeas corpus con Jorge Glas

La defensa de Daniel Salcedo presentó muchos hábeas corpus. En uno de los casos, el abogado Emilio Bowen le presentó al juez de Portoviejo Banny Molina. En el habeas corpus por el que resultó beneficiado estaba incluido el exvicepresidente Jorge Glas. “Nos reunimos en la cárcel 4: Daniel Salcedo, Jorge Glas y Christian Romero”. Banny Molina dijo que podía ayudarles a salir. 

“El costo era de 150.000 por mí y dijeron que del costo de Jorge Glas se estaba encargando “Virgilio Hernán” se presume que se refiere a Virgilio Hernández. A Christian Romero le entregó 150.000 dólares por su libertad. Salcedo reconoció que tenía dos operadores: David Congo Cedeño y Andrés Alcívar quien fue asesinado.

Hizo un resumen de los pedidos de los jueces: El juez Reinaldo Cevallos dispuso su traslado a la cárcel 4. Henry Morán fue el juez de la causa de fraude procesal. Le habría solicitado una cantidad de dinero por la causa de peculado en la que le sentenciaron. “Dijo que la causa está más dura y me pidió 200.000 por cada juez”. Afrontó varios procesos: ingreso de artículos prohibidos, delincuencia organizada, lavado de activos, fraude procesal. 

De Emilio Bowen señaló que lo visitó con Harrison Salcedo en la cárcel de Latacunga y le propusieron un habeas corpus en la Latacunga, pero era para que se haga terapias no era para nada extraordinario. También le presentaron a Byron Guillén, exjuez de la Corte Nacional de Justicia con quien empezaron a hablar por la aplicación Threema. “Él me citó en Manta. Me dijo que por 140.000 dólares ellos iban a desvirtuar el caso de lavado de activos”. 

Salcedo cuestionó el costo pero al final accedió, Le dijo que iba a pagar por partes y le entregó 70.000 dólares en billetes de 100. “Me fui a Panamá y me pidió los 70.000 y me sentenció y me devolvió 60.000. Me quedó debiendo 10.000 dólares”. 

También mencionó a los jueces Felipe Córdova y Marco Rodríguez que conocían sus causas. Johan Marfetán le ofreció ayuda para el habeas corpus y le pagó 5.000 dólares. Admitió que entregaba 2 y 3 mil dólares para que se difieran sus causas. 

He sido un mal cristiano 

Diana Salazar consultó ¿por qué huía de la justicia? La respuesta fue que tenía orden de prisión por el tema hospitalario. Además, Salcedo reveló que conoce a Xavier Jordán hace algunos años y otros como Pablo Mendoza, alias la Rusa, (no sabe el nombre) pero que se usaron varias empresas para el tema hospitalario. 

Recordó que desde los 16 años empezó a trabajar en una productora, le encantaba hacer eventos e hizo varios para entidades públicas como CNT y otros, e ingresó en el tema de conciertos como de Olga Tañón y otros.  Mencionó su parte espiritual, que es cristiano evangélico y que sabe que no fue un buen cristiano debido a su comportamiento. 

De Mayra Salazar destacó que por HDC producciones conoció a Mayra Salazar y tuvo contratos en lo público y privado y Salazar le pidió estrategias para armar eventos. Adicionalmente, diseñó otras compañías para diferentes tipos de nichos. Contrató con el MIES, Contraloría, CNT, Ministerio de Gobierno, Gobernaciones y otras. Eso habría ocurrido entre 2013 y 2020. 

Los viejos delitos de Salcedo y su relación con Jordán y Norero

En su testimonio, Daniel Salcedo detalló su relación con Xavier Jordán y Leandro Norero, resaltando el papel central de Jordán en sus operaciones. “Conozco a Xavier Jordán hace algunos años”.

Lo describió como un enlace clave con altos funcionarios públicos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Gracias a estos contactos, lograron manejar contratos públicos utilizando empresas intermediarias para ocultar su implicación directa, especialmente durante la pandemia.

Salcedo también explicó cómo Xavier Jordán facilitaba la obtención de contratos sin que sus nombres aparecieran en los documentos oficiales. Jordán y Leandro Norero, quien fue presentado a Salcedo por Mayra Salazar como una persona capaz de ofrecer oportunidades de negocios y seguridad, estaban involucrados en la adquisición de propiedades y contratos. Jordán, por ejemplo, le informó a Salcedo sobre la compra de una casa a Xavier Macías Carmigniani, información que Norero corroboró.

Además, Salcedo comentó que Pablo Mendoza, uno de los miembros de la foto de la narcopiscina de Miami,  era parte del manejo de contratos públicos relacionados con la provisión de redes y cámaras de seguridad durante la pandemia de 2020. 

Según Salcedo, Mendoza, junto con Jordán y una persona apodada «la Rusa», lo contactaron para establecer convenios de pago vinculados a la trama hospitalaria. Esta red de corrupción demuestra cómo los implicados utilizaron sus conexiones y empresas intermediarias para beneficiarse durante la crisis sanitaria.

Daniel Salcedo y sus millonarios negocios

Sobre el asesinato de Fernando Villavicencio

Daniel Salcedo dijo al juez de la Cadena que del asesinato de Fernando Villavicencio solo sabe que le mataron, que fue una banda delictiva y que pagaron por su muerte. Recuerda que envió el vídeo de Los Lobos que le mandó alias “El Pollo” desde la cárcel de Latacunga para explicar que Los Lobos no tenían nada que ver y le pidió que lo publique. Salcedo solicitó ingresar al Sistema de Víctimas y Testigos para cuidar a su hermano quien tendrá una audiencia en septiembre.

Mayra repite lo que ya había expuesto en su declaración anterior

Mayra Carolina Salazar Merchán, de 35 años, se encuentra en el programa de protección de víctimas y testigos debido a su colaboración con la Fiscalía en varias investigaciones cruciales. A las 12:15 inició su declaración en la que repitió lo que en su oportunidad ya dijo en el testimonio anticipado en el caso Metástasis y en la versión del 23 de mayo en el caso Purga. 

Mayra Salazar y Lasso Saavedra provocan un tsunami narcopolítico con sus testimonios anticipados

«Purga» comenzó el 16 de febrero, y gracias a su cooperación se conoce del caso Banco del Pacífico, donde Pablo Muentes manipulaba el sistema judicial, un escándalo de tráfico de tierras que involucra al Cuerpo de Ingenieros y a Muentes, por el cual su primo Alarcón está procesado. Este último se hizo público gracias a una denuncia del fallecido periodista Fernando Villavicencio, subrayando la profundidad y el alcance de la corrupción en estos sectores.

Tráfico de tierras y testaferrismo: ¿Cómo se armó el lucrativo negocio de Los Muentes?

En octubre de 2021, Salazar inició su trabajo con Fabiola Gallardo, ayudándola en su campaña para la presidencia de la Corte de Guayas. Gallardo ganó la elección en enero de 2022, con un mandato que se extiende hasta enero de 2024.  “Yo la tenía a menos de cuatro metros. Me gané la confianza” dijo Salazar. 

En febrero de 2022, Johan Marfetán contactó a Salazar para reunirse en la Presidencia, donde le informaron que sería contratada para manejar la comunicación de Fabiola Gallardo, con la fuente de recursos aún por revelar. Marfetán organizó una reunión con Pablo Muentes en Isla Mocolí para discutir los detalles de su trabajo, que abarcaba desde la asesoría en la combinación de ropa hasta la mejora en la dicción de Gallardo.

Este nivel de control y detalle en la imagen pública de Gallardo ilustra la meticulosa orquestación detrás de su figura pública, y la implicación directa de Muentes en estos arreglos, reflejando una red de influencias y manipulaciones que va más allá de lo visible.