GLOSAS MILLONARIAS EN PETROECUADOR

Nilsen Arias Sandoval, fue un brazo de titanio en la Gerencia de Comercio Internacional de Petroecuador, parte de un grupo leal a Jorge Glas. Este grupo permanece en las negociaciones petroleras pese a existir glosas en su contra.

Nilsen Arias Sandoval, fue un brazo de titanio en la Gerencia de Comercio Internacional de Petroecuador. Durante siete años (2010 – 2017) permaneció a la orden del poder correísta, en ese tiempo por sus manos pasaron más de 100 mil millones de dólares en comercialización de petróleo y derivados, sin que nadie le fiscalice. Para cumplir los objetivos encomendados, conformó un equipo cerrado, identificado por su lealtad absoluta con Rafael Correa, Jorge Glas y Alexis Mera.

GLOSAS MILLONARIAS EN PETROECUADOR

Esos funcionarios entrenados en los mega negocios con China y Tailandia, siguen gozando de la confianza del presidente Lenín Moreno Garcés y del ministro Carlos Pérez García. Al grupo conformado por Galo Garzón, Santiago Palacios, Andrés Racines, entre otros, se lo conoce como “los intocables”, pese a las millonarias glosas de la Contraloría General del Estado, determindas justamente por favorecer a Petrochina, Unipec y Petrotailandia.

En 2017, la Contraloría General del Estado pre determinó glosas por responsabilidad civil culposa en contra de ocho funcionarios del área de Comercio Internacional de Petroecuador. Los valores oscilan entre $3.000 y $4.5 millones. Actualmente, cinco de ellos, conservan sus cargos y se mantienen en la institución.

Contraloría señala que Nilsen Arias, Celsa Rojas, Galo Garzón, Paola Coba, Derma Ruíz, Moisés Morales, Zonnia Martínez y Daniel Moscoso, no revisaron, analizaron ni emitieron oportunamente las facturas por penalizaciones y multas por retrasos en arribo tardío de buques que emitieron el aviso de alistamiento fuera de la ventana de carga, correspondientes a contratos de compraventa de crudo suscritos con PTT International Trading Pte. Ltd., Unipec Asi Co. Ltd. y Petrochina International Company Limited. A esta última, Contraloría también le impuso una glosa de $4. 3 millones.

Arias, quien permanece en EE. UU, desde 2017, es señalado por “no velar” por el cumplimiento de varios contratos, al aprobar y suscribir facturas “sin considerar el cálculo de las penalizaciones por retraso en la ventana de carga”. La Contraloría le imputó una glosa $4.1 millones. El exgerente de comercio internacional registra además dos informes con responsabilidad penal de la Contraloría (2012 y 2016) sin que la Fiscalía haya asumido acciones en su contra.

El organismo de control también investiga si los viajes que realizó, entre 2015 y 2017, a Houston, EE. UU, Singapur, China y Dubái, la delegación del área de Comercio Internacional (conformada por Andrés Racines, Alejandro Mosquera, Galo Garzón, Santiago Palacios y Daniel Moscoso y liderada por Arias), con el fin de reunirse con Petrochina, PTT y Unipec, para revisar y acordar los montos adeudados por demorajes y penalizaciones, beneficiaron a Petroecuador.

En contraste, documentos revisados por este medio, señalan que, por facturas por penalizaciones de arribo tardío y por facturas de compraventa de crudo emitidas incorrectamente, Ecuador dejó de percibir alrededor de $ 4.5 millones.

Petroecuador perdió más de $4.5 millones porque Nilsen Arias y su equipo no emitieron correctamente las facturas de cobro por penalizaciones y multas por los retrasos en arribo tardío de buques que emitieron el aviso de alistamiento fuera de la ventana de carga, correspondientes a los contratos de compraventa de crudo suscritos con Petrochina International Company Limited, PTT International Trading Pte. Ltd y Unipec Asi Co. Ltd.

La Contraloría General del Estado indica que el exgerente de Comercio Internacional, Nilsen Arias, “no veló por el cumplimiento” de los contratos firmados con las compradoras de crudo. Arias Sandoval estuvo siete años al frente de la Gerencia de Comercio Internacional. Fue parte del estrecho grupo del exvicepresidente Jorge Glas, junto a él, a Rafael Poveda Bonilla, exministro coordinador de Sectores Estratégicos, Marco Calvopiña, exgerente de Petroecuador y otras autoridades, llevó adelante las negociaciones (contratos de preventas de crudo) con Petrochina, PTT y Unipec.

Hoy la Contraloría lo señala por “no aprobar oportunamente” las facturas por concepto de penalizaciones, o de aprobarlas, pero con errores: “aprobó y suscribió las facturas por concepto de penalizaciones a Petrochina sin considerar el cálculo de las penalizaciones por retraso en la ventana de carga imputables al comprador”; “suscribió facturas en las cuales para el  cálculo del promedio del WTI se tomó en cuenta un día que no tenía cotización en la tabla WTI Nymex, por lo que se facturó a Petrochina un valor menor de lo que correspondía”, dice el oficio 04935-DPR. Por esto, la Contraloría le emitió una glosa por $ 4.1 millones.

Así mismo identificó a otros sietes funcionarios, que trabajaron con Arias Sandoval, en el área de Comercio Internacional:  Galo Garzón Játiva, Celsa Rojas Jaramillo, Paola Coba Vinelli, Derma Ruíz Martínez, Moisés Morales Buitrón, Zonnia Martínez Uzcátegui y Daniel Moscoso Donoso.

Un oficio (04971-DPR) de la Contraloría, señala que, por aprobar y suscribir facturas por la compraventa de crudo a Petrochina International, sin considerar en la determinación del precio de los crudos ecuatorianos para los contratos 2009433, 2010253 y 2011048, el número de cotizaciones establecidas para el continente americano, Petroecuador no recibió $4.135.261,30 que le correspondían. El documento señala como responsables del perjuicio a Arias, Garzón, Rojas, Coba y Martínez.

El equipo auditor también constató que, entre octubre de 2012 y junio de 2013, se produjeron ocho penalizaciones por atraso en ventana de carga, que sumaron $213.600; ese valor no fue facturado, ni cobrado a Petrochina, porque los funcionarios encargados de hacerlo (Garzón, Arias, Rojas, Coba, Martínez y Ruíz) hicieron mal las facturas, es decir, elaboraron y revisaron las facturas sin considerar para el cálculo de las penalizaciones por retraso en la ventana e carga imputables al comprador, la hora de aviso de alistamiento NOR emitida por los capitanes de los buques en varias facturas de los  contratos 2009433, 2010253 y 2011048.

Otro caso: entre noviembre de 2013 y julio de 2015, seis buques de Petrochina emitieron el aviso de alistamiento fuera de la ventana de carga establecida, en el terminal Balao de Esmeraldas, las facturas por penalización fueron emitidas hasta 787 días después. Esto incidió en la fecha de pago y en el cálculo de intereses por mora cancelados por la compradora, “ocasionando perjuicio económico a la entidad”, dice Contraloría. Los responsables: Garzón, Arias, Coba, Ruíz, Buitrón y Daniel Moscoso.

A Garzón Játiva, Contraloría le imputó una glosa de $4.5 millones. El documento señala que, cuando ejerció los cargos de subgerente de Operaciones y Logística, encargado; jefe de Administración de Contratos de Comercio Internacional y Fletamento y analista senior de operaciones de Petroecuador, no revisó, ni elaboró en forma oportuna las facturas por concepto de penalizaciones por arribo tardío en las ventanas de carga confirmadas, tampoco analizó ni ejecutó la determinación de las multas por retrasos, “no supervisó el proceso de facturación derivada de los contratos de compra-venta de hidrocarburos y fletamentos de buques con Petrochina (…) ni controló los cobros y pagos por penalizaciones en arribo de 21 buques”, lo que ocasionó pérdidas de dinero a Petroecuador.

A Rojas Jaramillo, excoordinadora senior de Comercialización, encargada, le imputó una glosa de $900.000, por no aprobar a tiempo las facturas por concepto de penalizaciones de arribo tardío, y por aprobarlas con errores.

Paola Coba, excoordinadora senior de operaciones y Derma Ruíz, exjefe de Administración de Contratos de Comercio Internacional y Fletamento, fueron glosadas por $4.4 millones y $27.000, respectivamente; por revisar de forma tardía las facturas de penalizaciones de arribo de buques y por no analizar ni controlar oportunamente las penalizaciones establecidas.

De Morales Buitrón, exanalista de Administración de Contratos de Comercio Internacional y Fletamento, Contraloría dice que “no revisó, analizó ni facturó oportunamente las penalizaciones ocasionando una demora en la emisión de las facturas por penalización en arribo de 21 buques, lo que incidió en la fecha de pago y en el cálculo de intereses por mora cancelados por la compradora”. Tiene una glosa por $175.000.

Como coordinadora Sénior de Comercialización, encargada y subgerente de Comercio Internacional, encargada, Zonnia Martínez aprobó y suscribió facturas de compraventa de petróleo crudo a Petrochina sin considerar en la determinación del precio de los crudos ecuatorianos para los contratos 2009433, 2010253 y 2011048, el número de cotizaciones establecidas para el continente americano por lo que Petroecuador no percibió $4.135.261,30. Contraloría le impuso una glosa de $742.000.

Daniel Santiago Moscoso Donoso, analista de Administración de Contratos de Comercio Internacional y Fletamento, “no revisó, analizó ni facturó oportunamente las penalizaciones ocasionando una demora en la emisión de las facturas por penalización en arribo de 21 buques, lo que incidió en la fecha de pago y en el cálculo de intereses por mora cancelados por la compradora”. Tiene una glosa de $3.693, 27.

A las compradoras Petrochina International y Unipec, también les impuso una glosa de $4.3 millones y $139.000, respectivamente.

Las irregularidades en la emisión de facturas por penalizaciones y multas por retrasos en arribo tardío de buques fueron cometidas entre abril de 2010 y enero de 2016, según documentos de Contraloría revisados por este medio.

Cinco de los ocho funcionarios glosados por Contraloría, permanecen en Petroecuador

Galo Garzón, desempeña el cargo de jefe de Administración de Contratos de Comercio Internacional, Derma Ruíz ocupa el puesto de especialista de Administración de Contratos de Comercio Internacional, Zonnia Martínez se desempeña como jefe comercial de Petróleo Crudo, Moisés Morales y Daniel Moscoso ejercen los cargos de analistas de Administración de Contratos de Comercio Internacional.

Hermanos Racines, los discípulos de Alexis Mera

Daniel Moscoso, junto a Andrés Racines, jefe de Soporte Técnico del Negocio, Alejandro Mosquera, asesor de Gerencia de Comercio Internacional, Galo Garzón, subgerente de Operación y Logística, Santiago Palacios, jefe comercial de Productos Derivados, fue parte de la delegación del área de Comercio Internacional que, liderada por Nilsen Arias, viajó varias veces al exterior con el fin de reunirse con Petrochina, PTT y Unipec, para revisar y acordar los montos adeudados por demorajes y penalizaciones.

Contraloría investiga si los viajes que realizaron los funcionarios, entre 2015 y 2017, a Houston, EE. UU, Singapur, China y Dubái, beneficiaron a Petroecuador.

A inicios de enero de 2017, Racines y Palacios informaron que habían viajado hasta Houston, EE. UU para reunirse con Petrochina, Unipec y Oman Tranding International, “de acuerdo con lo previsto”. También asistieron Arias, Garzón, Mosquera, personal de las firmas internacionales Hogan Lovells y Arthur D Little.

En noviembre de 2018, el organismo de control pidió información sobre las reuniones mantenidas en Houston, los días 5,6,7,8 y 9 de marzo de 2017, en las que estuvieron presentes Nilsen Arias, Alejandro Mosquera, Galo Garzón y Andrés Racines, con Unipec Asia.

Un escueto “informe de comisión de servicios”, del 31 de marzo, dirigido a la Gerencia de Comercio Internacional y firmado por Mosquera, señala que “se mantuvo reuniones de trabajo con la compañía Unipec con el fin de revisar y acordar los montos adeudados por demorajes y penalizaciones de los contratos de compraventa de crudo, finalizados y vigentes, así como revisó y acordó los términos del texto del Acta de Compensación para su posterior suscripción”. De las reuniones con Petrochina, Mosquera dijo que fueron para realizar una revisión de los volúmenes pendientes de entrega relacionados al contrato 2013084. El documento no ofrece mayores detalles.

El organismo de Control deberá esclarecer qué gestiones realizaron estos funcionarios y cómo favorecieron a la estatal ecuatoriana. Lo que sí es un hecho, es que la estatal ecuatoriana registró pérdidas de dinero, por cuanto no recibió los montos que le correspondían, porque sus funcionarios no pudieron emitir las facturas de cobro correctamente.

Contactos con el poder

Andrés Racines es hermano de Diego Racines, quien fuera abogado de Petroecuador y de Álex Bravo. Fue subsecretario del Ministerio de Justicia y trabajó junto a Alexis Mera, exsecretario jurídico de la presidencia en el gobierno anterior. Diego sigue enrolado en Petroecuador pero en comisión de servicios en la Arcom.

Los hermanos Racines formaron parte del grupo íntimo de Alexis Mera, al que también pertenecieron Pedro Espinoza y Diego Guarderas. Actualmente, Guarderas trabaja con Lenín Moreno, en el mismo cargo que tenía con Alexis Mera y su pareja sentimental, Teresa Coba, ocupa un alto cargo en la Fiscalía General del Estado.

En Petroecuador, Andrés Racines se ha desempeñado como gerente de Comercialización nacional, encargado; analista de Soporte Técnico del Negocio, subgerente de Aduanas y Soporte Técnico del Negocio, encargado, gerente de Comercio Internacional, encargado; analista de Gestión Marítima y jefe de Soporte Técnico del Negocio, cargo en el que se mantiene en la actualidad.

Mosquera ha ejercido los cargos de gerente de Comercio Internacional, encargado; asesor de la Gerencia de Comercio Internacional y abogado de Asesoría Jurídica y Contratos, cargo que desempeñó hasta diciembre de 2018.

Santiago Palacios, ejerce el cargo de jefe Comercial de Productos Derivados.

Compartir esto:
Cerrar
La Fuente © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
Cerrar