SE ROBARON EL 90% DE LA PLATA DEL TERREMOTO

Lucía Fernández es la presidenta de la Cámara de Comercio de Manta y del Comité Cívico creado para fiscalizar el destino de los fondos para la reconstrucción de Manabí, post terremoto. «la piedra en el zapato», se define ella. Y las noticias que tiene no son nada alentadoras. En resumen: el dinero para levantar la provincia ya se gastó, se lo llevaron y Manabí quedó casi igual.

SE ROBARON EL 90% DE LA PLATA DEL TERREMOTO

Lucía Fernández de Genna estaba indignada y eso que esta entrevista la dio algunos días antes que estalle la emergencia sanitaria por el Coronavirus en Ecuador. Lo que está pasando, se veía venir. Pero en ese momento, el tema era la proximidad del 16 de abril, día del cuarto aniversario del terremoto que asoló Manabí en 2016. El terremoto y el destino de los 3000 millones de dólares que se recaudaron para reconstruir esta provincia y Esmeraldas. Ese era el asunto.

P: ¿Qué pasó con los 3000 millones de dólares?

R: Todo fue lleve. El 90% se lo llevaron, no hay. Y lo peor es que dicen que los manabitas nos lo hemos robado, casi 3000 millones de dólares. ¿Dónde? ¿Cuáles? Bueno, serán unos cuantos, pero pocos. Aquí en Manabí han existido los tontos útiles, que han llevado, sí, pero no en grandes cantidades. Aquí el atraco supera al que ocurrió en la Refinería de Esmeraldas y nadie dice nada, porque no les interesa.

P: 90%, ¿no es exagerado?

R: Es tan fácil. Usted dice canchas deportivas: ¿Y dónde están? Ni el 10% se ha invertido en obras que sirvan. Aquí en Manta hay dos puentes a desnivel y ¿quién dijo que queríamos dos puentes? ¿Dónde están los estudios que determinan la necesidad de esos puentes? 80 millones gastados en esos puentes. Lo peor es que no está ni terminado, se llevaron la plata nomás.

Yo en ese Comité de Reconstrucción lo primero que hubiera impuesto son los hospitales: en Bahía, Chone, Pedernales, Manta. Después, las viviendas con los mejores constructores, que sí hay calificados en el país. Acá no. Acá fue a este que es amigo mío dale cien casas, a este otro dale una cuota de 50 viviendas, se hizo por amigos, contratos por cuotas. Y corrupción. Si me dabas un contrato de cien casas, el constructor tenía que dar un porcentaje por el favor, un tanto por ciento. Y estas personas que están en el Comité de Reconstrucción fueron puestas por cuotas políticas.

P: ¿Cuotas políticas manejadas por quién?

R: Si quisieran hacer las cosas bien, escojo lo mejor. Pero aquí mandan los asambleístas, tienen sus cuotas. Mire, yo he visto pasar a Febres Cordero, Borja, Sixto, Bucaram, Mahuad… en esos gobiernos cuando querían robar sabían a donde tenían que ir: a la Aduana. Si tenías un yerno tonto o un hijo limitado, mándalo a robar a la Aduana. Esa es tu cuota política. Pero que ahora se reparta la Salud, eso es criminal. Todo lo que es servicio de Salud, lo que conlleva, la compra de medicinas, servicios, eso no tiene perdón.

Si este gobierno quería hacer la cirugía a la corrupción del gobierno anterior, era tan fácil comenzar por ahí. Ponen de Fiscal a Diana Salazar, muy respetada, pero ella sola no puede con todo. Hay que poner a Diana Salazar y cien fiscales más para el equipo de ella. Esta zona, Manabí, históricamente, ha sido blanco de asaltos. Era centro de piratas, pero los piratas actuales los dejaron en pañales. Y nadie nos toma en cuenta. Nadie quiere salir de su zona de confort. Deja nomás que se lleven. Yo creo que es mi deber salir en defensa de los intereses de mi ciudad.

P: ¿Cuándo comenzaron los actos de corrupción con los fondos del terremoto?

R: Inmediatamente, con decirle que hasta las donaciones que enviaba el alcalde de Guayaquil Jaime Nebot se robaron.

P: ¿Y usted no le dijo a Jaime Nebot que se robaron las donaciones que envió?

R: No le dije a Nebot que le robaron sus donaciones porque yo en ese momento tenía tantas preocupaciones y ya le había dicho a la ministra Lídice Larrea, que no hacía nada. Me dije que si armaba tanta polémica lo que iba a pasar es que ya no seguirían dando. Pensé que sería contraproducente, porque cuando se requería algo, inmediatamente Nebot mandaba ayuda. Y si yo le decía que se robaron sus donaciones, este señor ya no vuelve a mandar.

P: ¿Y a dónde fueron a parar las donaciones?

R: A las despensas del pueblo. Nosotros seguimos algunas camionetas. Y se aprovecharon políticamente esas donaciones, por supuesto. Así se comprometieron dirigentes barriales, dándole lo mejor que tenía para ganármelo. Nosotros regalamos los ataúdes y otros decían que fueron ellos. Y que feo es salir a decir a los deudos, verá que yo le regalé el ataúd, yo le vestí al muerto, porque hasta ropa para los muertos nos tocó pedir. Desde ahí se activó este Comité Cívico y no ha parado.

P: ¿Usted no quiso formar parte del Comité de Reconstrucción que creó el gobierno de Correa?

R: Cuando se conforma este Comité de Reconstrucción, yo hablaba como representante del sector y lo primero que propongo es la creación de unfideicomiso para que allí vaya todo lo que se recaude y luego de allí salga todo para las obras. Cuatro horas duró esa reunión.

¿Qué es lo primerito que debían reconstruir? Hospitales, luego escuelas. Y alguien me dijo que con la Cámara vamos a hacer las casas. Muy bien. A los dos días me visita un abogado y me dice que los ministros Vinicio Alvarado y Santiago León han pedido que te hagas a un lado

porque vas a crear problemas, que me haga a un lado porque han designado a Ricardo Herrera como representante del sector productivo. Si ahí va a haber el lleve, por eso es que me hacen a un lado. Y efectivamente. Eso es lo que pasó.

P: Quien encabezaba el Comité era Jorge Glas. ¿Habló con él?

R: De ahí llegó el señor Glas a hacer oficina en el Oro Verde, con aire acondicionado, buffet, y todos los ministros haciendo oficina allí mientras nosotros repartíamos comida y medicinas al pueblo, en las calles. Yo entregué tres contenedores de medicinas donadas y hasta la vez quisiera saber donde está esa medicina. Bueno, al frente estaba Glas.

Y lo busqué varias veces. Nunca me recibió. Una vez, valiéndome de Marcela Aguiñaga, me consiguió la cita, pero cuando llegué solo me miró y me dijo que no tenía tiempo para recibirme. Tal vez él ya sabía que yo era una persona que no me prestaba para las cosas incorrectas. Y mi ánimo era ayudar y colaborar. Y este Comité de Manta es la espina en el talón para muchas personas. No pueden caminar seguros porque tienen los talones espinados.

P: ¿Hay algo que se pueda hacer a estas alturas?

R: La plata ya está perdida, ya se la llevaron. El único que le sacó provecho a esto fue el alcalde de Portoviejo, Agustín Casanova, que comenzó a buscarle una identidad propia a su ciudad. Yo lo admiro y lo rescato. Ahora es la ciudad de los bosques, de los jardines, y le están sacando provecho a eso.

P: ¿Rescata a alguno de los asambleístas de Manabí?

De los asambleístas rescato a Guillermo Celi, porque tiene voz y está limpio. No ha participado de los repartos. Aquí todo se ha politizado, no solo Salud, las universidades también están politizadas, Educación, Tránsito.

P: ¿El Comité que usted preside ha denunciado estos casos de corrupción?

R: Nos hemos cansado de hacerlo, desde la época de Carlos Pólit. Con Pablo Celi hemos presentado cinco denuncias y por ahí la Contraloría hizo un informe tibio, como sopita de enfermo que decía mi abuelita. Para no quedar mal. Y si Diana Salazar me da apertura, mañana mismo vuelo. Yo la admiro mucho, pero tiene tanta carga, tanto trabajo. Pero nosotros ya le llevaríamos el trabajo hecho.

Compartir esto:
Cerrar
Periodismo De Investigación © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
Cerrar