ALEX BRAVO Y LOS PARAÍSOS FISCALES DE LA REVOLUCIÓN CIUDADANA

La presente investigación de LA FUENTE da cuenta de que otra compañía, creada al calor revolucionario, Galileo Energy, representante de la multinacional Veolia, a través de Sentinel, una firma offshore, transfirió dinero a una de las cuentas de Bravo Panchano en Panamá.

El caso Baquerizo (Jaime, Juan y Javier), propietarios de la empresa Oil Services & Solutions, contratista de Petroecuador fueron detenidos junto al exgerente de la petrolera pública, Alex Bravo, bajo acusación de cohecho, enriquecimiento ilícito y otros delitos, se está revelando como el modelo de corrupción ensamblado en Petroecuador. Sospechosamente los Baquerizo fueron liberados, Jaime y Juan fuera del paìs, Javier se encuentra campante en el Ecuador. La presente investigación de LA FUENTE da cuenta de que otra compañía, creada al calor revolucionario, Galileo Energy, representante de la multinacional Veolia, a través de Sentinel, una firma offshore, transfirió dinero a una de las cuentas de Bravo Panchano en Panamá. El dueño de Galileo, Ramiro Luque, no ha escatimado esfuerzos para exhibir su cercanía con Jorge Glas, Rafael Correa y Rafael Poveda.

ALEX BRAVO Y LOS PARAÍSOS FISCALES DE LA REVOLUCIÓN CIUDADANA

A Ramiro Luque Flores su cercanía con los miembros más importantes de la Revolución Ciudadana le ha dejado grandes ganancias. Se ufana de mantener amistad con el presidente Rafael Correa y el vicepresidente Jorge Glas y no es para menos, gracias a ello hoy es dueño de Galileo Energy S.A. una próspera empresa que ha obtenido grandes contratos dentro del sector petrolero.

Desde 2013 es representante en Ecuador de la transnacional francesa Veolia con ella logró adjudicarse sus primeros contratos millonarios en la Refinería Estatal Esmeraldas, de la mano generosa de Carlos Pareja Yannuzzelli y Alex Bravo Panchano, a quien transfirió dinero desde una de las empresas offshore vinculadas a Veolia.

LOS DISTINTOS ROSTROS DE LA TRANSNACIONAL VEOLIA

Es una compañía francesa especializada en remediación ambiental integral. Cuenta con varias filiales, entre estas se anotan: Veolia Es Field Service Ltd., Veolia Environnement S. A., Veolia Environmental Services Uk Ltd y en nuestro país. Como apoderado especial de Veolia Environnement figura el abogado Bayardo Poveda Camacho, del estudio jurídico Bustamante & Bustamante, quien es primo del ministro de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda Bonilla. Veolia llegó a la refinería Esmeraldas, a través de la empresa ecuatoriana Galileo Energy S.A.

GALILEO ENERGY NACE CON LA REVOLUCIÓN

Galileo Energy es una firma ecuatoriana constituida al calor revolucionario, nació el 10 de abril de 2012. A esa fecha registró como socios fundadores a la ciudadana argentina Amanda Virginia Flores, viuda de Rodrigo Pérez Pallares, ex apoderado judicial de Chevron, y a Glenda Marianela Meza Bracho de nacionalidad ecuatoriana.

Meses después de inscrita las acciones de Amanda Flores pasaron a poder deRamiro Andrés Luque Flores, cónyuge de Marianela Meza. A partir de entonces la pareja sentimental manejaría las dos empresas, Galileo y Veolia, y accederían a millonarios contratos en Petroecuador, en particular en la Refinería de Esmeraldas.

Según la Superintendencia de Compañías, Galileo se dedica al “tratamiento, limpieza y remediación de suelos, ríos, piscinas, posos, bosques, o de cualquier otro medio natural industrial por los daños producidos por derrames de petróleo o sus derivados en sus procesos de extracción…”

Galileo Energy S.A empezó su actividad comercial a partir del año 2012, apenas fue creada, así lo indica sus declaraciones de impuesto a la renta (IR), en ese año declaró en $ 5.889, en 2013 $ 21.521, en 2014 $ 37,069, y en 2015 $ 13.494.

En junio de 2012, Galileo ya registraba contratos pero con montos mucho menores: por ejemplo $ 382.777 para el montaje de un caldero en la Refinería Shushufindi y otro en junio de 2015 por $ 69.307 para la compra de sellos mecánicos. Para julio de 2014 firmó en Refinería Esmeraldas, otro contrato de provisión de “mangueras para vacuum” por $ 36.396.

Sus administradores actuales son Ramiro Andrés Luque Flores y Glenda Marianela Meza Bracho, quienes figuran en los Papeles de Panamá. Según la página del Consorcio Internacional de Periodista de Investigación (ICIJ) por sus siglas en inglés, Luque Flores y Meza Bracho son accionistas de la empresa offshore, DENFIELD INVESTMENTS INC., domiciliada en Panamá.

Documentos del Registro Público de Panamá señalan que esta empresa fue registrada el ocho de junio de 2012 por el bufete Mossack Fonseca. La offshore fue constituida con un capital de $10.000, no especifica a qué actividad se dedica. Quienes figuran como directores de la empresa, son trabajadores del mismo bufete.

El año que registra el valor más alto en las declaraciones de impuesto a la renta de Ramiro Luque es el 2015, con un valor de $ 16.328. En 2014 declaró $ 5.233, en 2013 $ 4.229, en 2012 $2.586. Por su parte Glenda Meza Bracho, desde 2009 a 2013 declaró $0,00 en impuesto a la renta, no así en 2014 cuando registró $ 2.630 y en 2015 $ 18.340.

GALILEO LA PANTALLA DE VEOLIA

Desde el 2012, la familia Luque Meza, con su flamante Galileo, habían limpiado el camino para el gran salto empresarial al emblemático proyecto de manejo de los pasivos ambientales de la vieja refinería. Para ello se enarboló un publicitado discurso ambientalista orientado a vender la idea de que toneladas de tóxicos debían ser eliminados. Una idea así no podía encontrar oposición. Entonces, en medio de aplausos llegó Veolia encubierta en el celofán de Galileo.

La rapidez en la adjudicación de los contratos a Galileo no habla de eficiencia. El 12 de junio de 2012 el gerente de Refinación Carlos Pareja, autorizó la contratación vía régimen especial, es decir sin licitación, de la disposición final de los pasivos ambientales de sosa gastada de la refinería Esmeraldas, un proyecto de tal importancia a contratarse con una empresa extranjera especializada, debió ser adjudicado a través de licitación internacional.

Pero, la refinería estaba bajo estado de emergencia y ese fue el paraguas que cobijó el rápido procedimiento. En noviembre de 2012, sorpresivamente, la compañía Veolia fue invitada a presentar una oferta, pese a que a esa fecha no estaba domiciliada en el país. Apenas 15 días después de la invitación, la empresa extranjera presentó una propuesta y enseguida la Comisión Técnica procedió a aprobarla, además de recomendar la firma del contrato por $ 8´825.027 millones.

Toda la negociación contractual se realizó con una compañía no domiciliada en Ecuador, pues recién el 26 de diciembre de 2012, luego de adjudicada la obra, la transnacional Veolia a través de una carta simple designó a la firma Galileo Energy como su representante y autorizó a firmar el contrato a su nombre.

En el contrato original, la cláusula “Forma de Pago“ establece que los desembolsos lo realizará Petroecuador, a través del Sistema Nacional de Pagos Interbancarios, del Banco Central del Ecuador BCE, con transferencias a la cuenta bancaria de la contratista en el exterior. Se entiende por contratista a la compañía que firma el contrato, es decir la ecuatoriana Galileo Energy. También se establece la garantía en la calidad de los servicios a la empresa Galileo, una compañía sin experiencia.

LA REMEDIACIÓN MAS CARA DE LA HISTORIA

Antes de que se cumpla el plazo, Veolia solicitó la firma de un primer contrato modificatorio, el cual fue aceptado por los responsables del proyecto: Alex Bravo, Worley Parsons y Carlos Pareja. Con esas autorizaciones, el 10 de julio de 2013 se suscribió el contrato modificatorio por $ 783.560.

Este incremento no satisfizo a Veolia/Galileo, inmediatamente solicitó la suscripción de un tercer contrato para las mismas actividades. Las autoridades no objetaron y autorizaron la suscripción de un modificatorio por $ 13´024.542 millones, en marzo de 2014. Finalmente, llegaría un cuatro contrato con similar objetivo, en septiembre de 2015 por $ 15´513.314 millones, esta vez del puño del flamante Gerente de Refinación, Diego Tapia, que reemplazó a Carlos Pareja. Solo en estos contratos,Veolia/ Galileo facturó en la REE $ 38.146.253,09.

La extensión de los contratos se basó en supuestos criterios técnicos, por ejemplo, al segundo contrato complementario se lo llamó “embalaje, almacenamiento temporal, transporte y disposición final de residuos peligrosos”. Al tercero, “inventario, clasificación, envasado, etiquetado, almacenamiento temporal, transporte y disposición final de residuos”, de la Refinería Esmeraldas.

Los documentos que certifican a Galileo Energy como representante en Ecuador de Veolia Environmental Services Uk Ltd., no fueron apostillados en el Ecuador. ¿Quién legalizó esos documentos en el país?

Una cuestionable representación empresarial

Los detalles de cómo la empresa ecuatoriana Galileo logró la representación de Veolia en Ecuador se desconocen, no así los documentos que validaron esa representación y que fueron presentados a Petroecuador, en 2013, dirigidos al entonces coordinador general de contratos, Marcelo Reyes López, un cuestionado funcionario acusado de enriquecimiento injustificado.

Estos documentos, según comprobó Focus, carecen de la apostilla que otorga la validez, certificación y/o legalización a documentos extranjeros en el país.

En la carta de representación que Veolia otorgó a Galileo únicamente constan la firma del director de Veolia para América Latina y el sello de la empresa.

La Cancillería del Ecuador únicamente omite la ausencia de apostilla en un único caso: cuando “los documentos extranjeros que van a surtir efecto en el Ecuador, vienen apostillados por la autoridad competente de cada país, en ese caso, no requieren ser apostillados ni legalizados en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador.En el caso de que los documentos expedidos en otros países sean legalizados por un Cónsul Ad-Honorem del Ecuador, “deberán ser certificados en las unidades de Legalizaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana en Ecuador”. Pese a estas observaciones, Petroecuador le adjudicó los contratos a la compañía ecuatoriana.

Petroecuador registra transferencias a empresas offshore

Como se ha revelado, los dueños de Galileo Energy son los cónyuges Ramiro Andrés Luque Flores y Glenda Marianela Meza Bracho. Ambos figuran en los registros de los Papeles de Panamá.

Según la página del Consorcio Internacional de Periodista de Investigación (ICIJ) por sus siglas en inglés, Luque Flores y Meza Bracho son accionistas de la empresa offshore, Denfield Investments Inc., domiciliada en Panamá.

Documentos del Registro Público de Panamá señalan que esta empresa fue registrada el ocho de junio de 2012 por el bufete Mossack Fonseca. Creada con un capital de $10.000,00, no especifica a qué actividad se dedica. Quienes figuran como directores de la empresa, son trabajadores del mismo bufete.

Un informe elaborado por la Unidad de Análisis Financiero (UAF), señala, sin especificar fechas, que Denfield Investments transfirió desde sus cuentas el valor de USD 884.810,00 a la compañía Galileo Energy S.A. y a sus accionistas.

La propia Galileo Energy S.A también figura como offshore en los documentos difundidos por el ICIJ, allí aparece como accionista de otra offshore, Pembridge Services S.A., domiciliada en Guayaquil. Esta empresa aparece en la “lista de empresas creadas por Mossack Fonseca para clientes ecuatorianos”, publicada por el Servicio de Rentas Internas (SRI).

Pero las operaciones de Galileo fuera del país, no se limitan únicamente a estas dos empresas. Documentos obtenidos por Focus, muestran cómo Galileo/Veolia sugiere al departamento de tesorería de Petroecuador hacer una transferencia internacional, sin especificar el valor, a la cuenta 00218100 de Sentinel Mandate & Escrow Ltd,domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas, del Bank DMS Bank & Trust a través del banco intermediario The Bank New York Mellon. La disposición de Veolia Enviromental a Petroecuador está suscrita por Gabriel Chifflier.

Sentinel Mandate & Escrow Ltd es una compañía domiciliada en la Islas Vírgenes Británicas, tiene como accionistas a las offshore: Acuarela International Corp, Nordson Services Ltd y Spyglass Investment Management Ltd, esta última de nacionalidad ecuatoriana.

 

Y es justamente a la cuenta corriente 102030235 del Helm Bank Panamá, perteneciente a la compañía Girbra, cuyos titulares son los cónyuges Alex Bravo Panchano y Jelice Herrera Ferrín, que se registran varias transferencias internacionales, entre enero y julio de 2013. Una de ellas originada en una de las cuentas de la empresa Sentinel Mandate & Escrow, en el Banco DMS Bank & Trust LTD, de las Islas Caimán, por la suma de $ 796.000.

Las empresas offshore Spyglass Investment Management Ltd., registra como dirección la ciudad de Guayaquil, en el número 238 de la avenida Francisco de Orellana, tercer piso, oficina 1, P.O.BOX 09–04–380.

El informe de la Unidad de Análisis Financiero (UAF) también revela que el 25 de octubre de 2012, Jelice Herrera Ferrín, esposa de Bravo, recibió de Ramiro Luque Flores una transferencia por USD 1.300,00. La UAF señaló que Galileo Energy S.A recibió, entre los años 2012 y 2012 transferencias de las compañías: EP Petroecuador $ 275.621,00; Petroamazonas $ 449.766,00, y de la Refinería Esmeraldas $ 373.690,00.

VEOLIA ECUADOR S.A

Los negocios de Veolia no se limitan a Petroecuador, también mantiene negocios con el Municipio de Guayaquil. En 2008, la empresa Interagua puso en venta sus acciones. El consorcio Proactiva Medio Ambiente -conformado por la firma española Fomento Contrato y Construcciones (FCC) y la francesa Veolia- compró el 51% de las acciones, mientras que las empresas Fanalca, de Colombia y la ecuatoriana Hidalgo e Hidalgo (H&H) compraron un 24,5% cada una.

El marzo de 2015 fue constituida, con USD 800,00, en Guayaquil, Veolia Ecuador S.A. En diciembre de 2015, aumenta su capital a USD 400.000,00. Según la Superintendencia de Compañías, sus accionistas son Proactiva Latinoamericana Holding y Proactiva Medio Ambiente, S.A.

Esta investigación fue escrita por Fernando Villavicencio Valencia el 26 de agosto de 2016.
Compartir esto:
Cerrar
La Fuente © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
Cerrar