EL BALONAZO DE ASSANGE

Los malos comportamientos y las aventuras del hacker más importante del mundo durante los 6 años de asilo en la Embajada de Ecuador en Londres.

¿Qué ha hecho el líder de la revolución informática durante los últimos 6 años, encerrado en la embajada de Ecuador en Londres?

EL BALONAZO DE ASSANGE

“Debo admitir que ya me habría vuelto loca”, decía una colega mientras intentábamos hacernos una idea del nivel de paranoia, estrés y presión que debe sufrir nuestro nuevo compatriota Julian Assange, que con su información ha hecho temblar al mundo. Seis años de habitar un mínimo espacio de unos 60 metros cuadrados que ha dividido en dos, una parte para dormir y otra que utiliza como oficina.

Vale recordar que el espacio en el que ahora vive Assange, no contaba ni con una ducha, o un baño para su uso personal y la embajada tuvo que invertir cientos de miles de dólares en gastos especiales para la adecuación de la pequeña suite del huésped entre otros gastos.

Desde finales del 2017 Assange es ecuatoriano,  tiene cédula, pasaporte diplomático y consta domiciliado en el barrio Chaupicruz de Quito. Pese a haber vivido seis años protegido en la embajada de este país “insignificante” como calificó un día a Ecuador, de estar rodeado de personal diplomático ecuatoriano y agentes españoles de UC Global, no habla una sola palabra de castellano, ni siquiera aprendió a decir gracias, aunque presentó en junio de 2012 su pedido de asilo en un castellano perfecto y hasta con algunos ecuatorianismos.

En la amarga libertad de su habitación, Assange tiene algunos implementos propios de los geeks de la tecnología. Una computadora iMac, en la que pasa la mayor parte del día,  el grillete electrónico que le impuso la justicia, distorsionadores de voz, su propio internet y un teléfono SAMSUNG S3 código libre. Las fotografías de los reportes de UC Global nos permiten hacer un acercamiento a la situación del hacker durante estos 6 años de asilo.

Casi todos los días, por una media hora, usa la caminadora que tiene en su cuarto, y entrenaba box con un ex militar británico de las fuerzas especiales. Utiliza un spray para todo su cuerpo, un baño en seco, ya que algún problema de salud le impediría tomar duchas regularmente. 

Sin reloj ni adornos, con poco apetito; come cuando le traen comida o alguien le prepara en su encierro, bebe buen vino argentino, especialmente, lee bastante, tiene algo de ropa y unos cuantos accesorios para su gato James (quien estuvo hace poco llenando los medios con sus diferentes corbatas) y pese a que ha tenido un extenso historial de visitas, no ha tenido nada de privacidad, eso sumado al constante enfrentamiento con el personal de la Embajada, ponen de malgenio a cualquiera, sin embargo me pregunto:

¿Por qué el Ecuador invierte más de USD 6 millones en la seguridad, operativos de espionaje y contraespionaje de este huésped, que al parecer está muy incómodo en la embajada ecuatoriana?

Realmente uno se queda corto al imaginarse cómo funcionan estos juegos de poder. Pero haremos un esfuerzo por contarles una historia que, más que satanizar al hacker, busca mostrar las consecuencias de las astucias de Rafael Correa al colocarnos en la incómoda situación de asilar a Assange.

Julian Assange, un huésped poderoso.

Rebelde por naturaleza, lleno de información trascendental para un sistema política, ética y económicamente corrupto; fundador de Wikileaks, quien al intentar escapar de los intereses de Estados Unidos, se vio forzado a pedir asilo en la embajada ecuatoriana en Londres, sabiendo o sin saber, que ahora jugaría para el imperio ruso y chino, aliados del ex presidente Rafael Correa, ahora prófugo en Bélgica. 

Desde junio del 2012, el líder de Wikileaks se encuentra asilado en un cuarto de la Embajada de Ecuador en Londres y al parecer no ha estado a gusto desde hace mucho tiempo. Para septiembre de ese mismo año ya se registran reportes de los malos comportamientos del Huésped.

Ha violentado todos los protocolos de seguridad y de convivencia acordados con la Embajada. Se ha ido en contra de lo que habría impuesto la propia Secretaría Nacional de Inteligencia – SENAIN, quien contrató a UC Global, fundada por ex militares españoles, para la seguridad y defensa del huésped. Aquí podemos ver qué tipo de servicio brinda la agencia. www.uc-global.com 

Los Informes de UC Global 

En los informes regulares que preparan los guardias de UC Global, sobre las INCIDENCIAS del huésped en la embajada se pueden encontrar fotografías y reportes realmente alarmantes sobre el estado actual de Assange y de su relación con la embajada.  Al parecer ya nadie se soporta.

En el informe de 6 de septiembre de 2012 se relata que “el huésped incumpliendo las normas expuestas por el protocolo de seguridad previamente pactado entre la embajada y su equipo, accede al cuarto de control de accesos para manipular y visualizar las imágenes del video de vigilancia, el agente se lo hace saber y el mismo le realiza gestos amenazantes y de desprecio mientras manipula el sistema de grabación, el Sr. Huésped se levanta del asiento y propina un puñetazo al monitor del grabador, dejando este inutilizado”. 

Así mismo reza el informe que al día siguiente se realiza una reunión con miembros de la embajada y consulado para dar a conocer los hechos y ver cómo cambiar esa situación, pero realmente la convivencia en la embajada no mejoró, ni ha mejorado con el paso del tiempo.

Stella Morris, quien sería su compañera, ha sido etiquetada como una provocadora por la empresa UC Gobal, que a diario tiene encontrones con ella. Desde hace algunos meses Stella llega a la embajada en compañía de un pequeño niño, según nuestras fuentes.

En un reporte del 15 de mayo de 2014, se relata que se ha generado un conflicto ya que uno de los guardias advierte que en el cuarto de Assange ha permanecido demasiado tiempo abierto el grifo y el agua está corriendo. El guardia se acerca a pedirles que lo cierren a lo que Stella responde abusivamente, lo amenaza, le dice que perderá su empleo.  En el reporte consta que además la salud mental de Assange se vería comprometida ya que el huésped deja las luces encendidas y los grifos abiertos para que no se escuchen sus conversaciones ni se le pueda ubicar desde afuera. 

El balonazo de Assange

La empresa española UC Global ha reportado docenas de quejas de violencia, maltrato, ahorcamientos, luxaciones y total irrespeto a las normas básicas de convivencia por parte de Assange hacia el personal de la embajada, de igual manera hemos visto los informes que el embajador Juan Falconí dirigía a Ricardo Patiño, sin resultados; parece que nadie puede hacer nada para controlar al huésped.

Seguramente la escena de Julian Assange jugando fútbol en la sala de la Embajada, tumbando las cosas y golpeando paredes, es el paraíso para algunos rebeldes, sin embargo no es tan chistoso cuando cada uno de los ecuatorianos, terminamos pagando estos autogoles del correato. 

En los informes, UC Global se queja de que ninguna de las autoridades que sabe de este tema se ha hecho presente o responsable de estos actos. Y es qué al parecer Assange siente que tiene la sartén por el mango (sartén que no ha lavado hace mucho además).

Hace y deshace en la embajada, desorden y arbitrariedades tiñen la estadía de Assange, entran sus amigos a visitarle, celebran cenas y hacen brindis, también trabajan y espían un poco para no perder la costumbre. Continuamente  se cuestiona la higiene de nuestro Huésped, a quien poco le importa el estado en el que se encuentra su vivienda, como consta en estas fotografías exclusivas.

Dentro de los más de 50 reportes a los que tuvo acceso este medio, uno de los más alarmantes incidentes se da el 28 de junio de 2014 y con asunto de reportar la manipulación y final destrucción del sistema perturbador de sonido de la sala de reuniones de la Embajada, UC Global realiza un informe en el que confirma que ALGUIEN, quien seguramente sabe de tecnología, habría “cortado y manipulado la conexión del dispositivo que impide que se realicen escuchas en la sala de reuniones de la embajada”, aquí se identifica que además de cortar el cable con una herramienta específica, se realizó el falseamiento del mismo con papel celofán, tal como se ve en las fotografías. Aún así ninguna autoridad ha tomado medidas al respecto.

Stella y otros amigos de Assange estarían comprometidos con su tarea de ser unos huéspedes odiosos, entran y salen sin el debido proceso, introducen bebidas alcohólicas, graban dentro de la embajada, todo esto ante el ceño fruncido de los agentes que sienten que el huésped no tiene ningún respeto por su trabajo, que ha golpeado, zarandeado, ahorcado e insultado al personal de UC Global alegando que él tiene información que invalida totalmente al Embajador y qué él (el huésped) hará lo que quiera.  Así lo afirma el reporte enviado por David Morales CEO de la empresa UC Global

Otra de las aventuras de Julian en la embajada se produce la noche del 28 de junio de 2014. en la que grabando una supuesta entrevista para la televisión danesa se realiza una gran comilona en la sala de reuniones de la embajada, sin permiso alguno por su puesto.

Cerca de la 01h00 él decide asomarse a una ventana para filmar los exteriores de la Embajada, el guardia de turno procede a detener al huésped y pedirle que desista de sus objetivos. Acto seguido se dirige a su habitación de la cual regresa con con un megáfono que usa en modo alarma para provocar a la policía británica que se encuentra custodiando la Embajada, esperando al mínimo movimiento de Assange.

Como este, muchos incidentes con Assange y sus amigos se han presentado en la Embajada, sin embargo uno de los más extraños sería este video en el que Vicente Miño, agente de la SENAIN destinado a la embajada, recibe en las inmediaciones de la sede diplomática, unos paquetes muy extraños de manos de un hombre totalmente cubierto e irreconocible, poniendo en duda todo protocolo de seguridad de la Embajada ecuatoriana. A continuación el video exclusivo para LA FUENTE.

Aunque también es preocupante la pisoteada cósmica a la soberanía ecuatoriana, no podemos dejar de preguntarnos por la salud mental del capo de la información. En otro de los tristemente escritos, reportes de UC Global (tristes por la cantidad de faltas ortográficas y de sintaxis) vemos ropa sucia tirada, platos sin lavar varios días, un inodoro “casi inutilizable”, como amablemente dice el reporte, que mostrarían que nuestro rebelde huésped no estaría pasándola muy bien. 

Después de 6 años en la embajada ecuatoriana en Londres, con toda la persecución que vive Julian Assange, el Ecuador ha gastado más de 6 millones de dólares de la SENAIN para lidiar con este hacker, que consiguió su estadía gracias al silencio.

En mayo de 2018, tras la denuncia de los gastos que estaría generando el asilo de Assange, el presidente Moreno dispuso la suspensión de toda seguridad extra que poseía la embajada de Ecuador en Londres.

Sin embargo, nuestro medio conoció que simplemente se cambió la empresa con la que se mantuvo el contrato desde 2012, y que en lugar de UC Global ahora está a cargo la empresa Promsecurity, que según la Superintendencia de Compañías también se dedica al servicio de protección y guardianía.

Ahora se habla de una estrategia para la salida de Julian de nuestra embajada, y si bien podemos recalcar que ya era hora, vamos a volver a preguntar ¿quién va a pagar por los balonazos de Assange contra la soberanía ecuatoriana?

Compartir esto:
Cerrar
La Fuente © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
Cerrar