Patricio Carrillo: El sistema criminal ha entendido perfectamente cómo debilitar al estado ecuatoriano



Patricio Carrillo: El sistema criminal ha entendido perfectamente cómo debilitar al estado ecuatoriano

Redacción La Fuente - Periodismo de Investigación12 enero, 202410min961
Redacción La Fuente - Periodismo de Investigación12 enero, 202410min961
Diseño sin título (7)
Los orígenes del caos y la violencia, los alcances de las recientes medidas tomadas por el Gobierno de Daniel Noboa y los planes a mediano y largo plazo para el combate contra este mal enquistado desde hace al menos 15 años en el país, fueron analizados por el exministro del Interior, Patricio Carrillo, en entrevista con La Fuente - Periodismo de Investigación.

El representante de Construye señala la necesidad urgente de rediseñar una agenda de seguridad nacional para restaurar la normalidad y que esta no vaya únicamente tras los criminales sino que permita crear políticas bien estructuradas para salir de esta crisis.

Reconoce, por ahora, que «los delincuentes se sienten con la libertad absoluta de alterar el orden». También revela la importancia de construir una seguridad “multidemensional” con temas como seguridad alimentaria, seguridad jurídica y transparencia económica, los cuales estaban incluidos en la visión del plan de gobierno de Fernando Villavicencio. 

Además, se resalta la necesidad de abordar la violencia reconstruyendo instituciones, fortaleciendo el sistema de justicia y promoviendo una presencia policial preventiva y antimafia.

La violencia como estrategia

Para Carrillo, el problema que vive el país tiene su origen en una falta de entendimiento por parte del Estado, que actualmente está en indefensión, sobre lo que representa el sistema criminal y que a su vez «el sistema criminal ha entendido perfectamente cómo debilitar al Estado ecuatoriano». 

Recuerda actos terroristas contra la prensa, como el ocurrido en el 2018 contra la vida de 3 periodistas en San Lorenzo, o lo sucedido el 9 de enero en TC Televisión. Además, Carrillo cree que el asesinato de Fernando Villavicencio y otros personajes políticos evidencian una ola de violencia que no ha sido eficazmente contrarrestada por el Estado.

«La impunidad del 95% en delitos dolosos y peculado agrava la situación», critica Carrillo, subrayando la urgencia de un cambio sustancial en las políticas públicas.

La propuesta de Carrillo enfatiza la necesidad de definir una agenda de seguridad integral, estableciendo políticas de defensa, inteligencia y colaboraciones con la política interior y exterior; también señala la importancia de construir políticas de estado sólidas.

«Todo esto en conjunto es lo que hoy debe llamar al gran diálogo nacional», destaca Carrillo. En un país fragmentado, la unidad, según Carrillo, es esencial para superar la creencia errónea de que la crisis es solo un problema de personas e instituciones, y transitar hacia el entendimiento de que es un problema estatal.

Reformas Penitenciarias y Corrupción

Para Carrillo el actual  SNAI: «Es una institución cedida a las organizaciones criminales». 

Por ello, propone una revisión exhaustiva, desde la estructura hasta la gestión disciplinaria, y destaca que la corrupción, como un cáncer, ha permeado cada rincón de las instituciones. 

El exministro del interior considera importante brindar oportunidades de rehabilitación para aquellos que han cometido delitos menores, reconociendo que existe un grupo susceptible de reinsertarse en la sociedad. 

Sin embargo, también plantea la pregunta crítica sobre qué hacer con aquellos que se resisten a rehabilitarse, proponiendo la implementación de un «régimen disciplinario especial» como posible solución.

Carrillo apunta a que el sistema de beneficios penitenciarios «es el más corrupto por intimidación o corrupción». Así, los Privados de Libertad (PPLS) tienen un control total. La posibilidad  de beneficios por buena conducta, reubicación estratégica y salidas anticipadas abre la puerta a una corrupción sistémica que socava la efectividad del sistema.

El Rol de las Fuerzas Armadas y la urgencia de una Revisión Constitucional

«El Ecuador no carece de leyes, carece de la posibilidad de que las leyes sean aplicadas», proclama Carrillo, subrayando la necesidad de una acción inmediata.

«Para el 2025 es necesario debatir sobre la posibilidad de una Asamblea Constituyente», afirma Carrillo. Su enfoque crítico se extiende al papel de las Fuerzas Armadas y la Policía, sugiriendo una revisión profunda.

La propuesta de utilizar la fuerza como medio urgente para restablecer el orden público, respaldada por decretos ejecutivos y la declaración de conflicto interno, refleja una postura contundente. No obstante, Carrillo enfatiza la importancia de la «legítima defensa privilegiada», subrayando que no se trata de un «gatillo fácil», sino de permitir que los uniformados cumplan su deber bajo protocolos estrictos.

Finalmente, la reflexión de Carrillo sobre la disuasión resalta un cambio de enfoque. Más allá de la amenaza de la cárcel o el cumplimiento de penas, sugiere que la verdadera disuasión radica en la pérdida económica y en la capacidad del Estado de imponerse a través de la fuerza letal. Esta perspectiva destaca la necesidad de replantear no solo las sanciones, sino también las herramientas utilizadas para mantener el orden y la seguridad en el país.

Santiago Olmedo y su inocencia 

El caso de Santiago Olmedo es un ejemplo de la necesidad de claridad y aplicabilidad de la ley. 

A través de este caso se ve cómo agentes de Policía, cumpliendo su labor de impartir protección  y orden a la ciudadanía y que han tenido que llegar al uso de la fuerza con un impacto de letalidad, al final han enfrentado juicios que han puesto en juego su patrimonio y su libertad.

“Hoy el Estado ecuatoriano ha dado un mensaje claro. Se necesita entrenar al policía en derechos humanos, equiparle para el uso progresivo de la fuerza legítima y apoyarle legalmente a través del uso de la ley de legítima defensa privilegiada” comentó el exministro del Interior.

La ley de Extinción de Dominio y la extradición son dos temas complejos que son necesarios para combatir las organizaciones criminales, elevando los riesgos y disminuyendo las ganancias de los delincuentes, así lo expresó Patricio Carrillo en esta entrevista.

Construye y ADN

Al consultarle a Patricio Carrillo sobre el por qué de la falta de diálogo entre Construye y ADN, la respuesta del exministro, miembro de la Lista 25 fue contundente. 

“Fue impensable, no creíamos que iban a tomar esas decisiones. El presidente Noboa llega con un 22% de votantes que creían en Fernando Villavicencio que apoyaron a su candidatura. Sin embargo, él decidió hacer un pacto con quienes, para nosotros, representan esta posición autoritaria y mafiosa progresista”, matiza Carrillo. 

La pregunta en este momento sería: ¿Luego de este primer golpe por parte de los militares, qué viene? ¿Qué puede esperar la ciudadanía? ¿Cuándo se espera volver a la normalidad y a la actividad productiva?

Acá la entrevista completa: