Metástasis



Metástasis

Antonio Bermeo 20 diciembre, 20234min1791
Antonio Bermeo 20 diciembre, 20234min1791
fantasia-adorable-papel-pintado-gatito
Algunos casos de investigación que monta la Fiscalía tienen un valor agregado, otorgado por sus nombres acertadísimos: arroz verde, (luego sobornos) obligó a cambiar el color del partido cuyos líderes fueron investigados y finalmente condenados; encuentro, logró cambiar el lema del gobierno del mismo nombre y luego cambió todo ese gobierno propiamente dicho; metástasis es la muestra de cuanto cáncer acumula nuestro estado ecuatoriano en diversos órganos del ámbito judicial, policial y político, y nos obliga a conquistar cambios profundos y urgentes, si queremos sobrevivir con esta sociedad en la que tenemos nuestras zonas de confort. 

Tengo dos amigos que han sobrevivido a metástasis de cáncer.  En ambos casos, luego del pánico que generó la noticia de su padecimiento, ambos, con gran entereza, y con apoyo de sus familias, cambiaron todo: hábitos alimenticios, de diversión, de trabajo, de forma de ver la vida, y, junto con tratamientos oncológicos especializados, han vuelto a sus actividades, pero son otros, física, espiritual y sicológicamente.  Algo similar es lo que se requeriría en Ecuador 2023 para salir de esta metástasis que ha puesto en escena la Fiscalía.

La política siempre le ha metido la mano a la justicia.  Febres Cordero, Lucio Gutiérrez y Rafael Correa quizá fueron los más burdos en hacerlo.  Sin embargo, ahora hay un componente mucho más complicado: en muchos casos, los mismos jueces que deben juzgar, o proteger, a los actores políticos, son quienes sentencian, o liberan, a los narcodelincuentes que han atrapado a nuestra sociedad y aterrorizan ciudades y carreteras; los mismos abogados que piden habeas corpus o absurdas acciones de protección defienden tanto a los políticos vinculados con la corrupción como a los líderes de las bandas, y juntos sueltan a muchos gracias a normas muy permisivas, que sospechosamente se mantienen vigentes.

La corrupción política y la narco política, se han entrelazado peligrosamente.  Algunos lo han señalado: Francisco Huerta, en el contexto de la investigación de los hechos de Angostura, advirtió  que estábamos haciéndonos un narcoestado, y Luis Verdesoto, siendo vocal del CNE, expresamente habló de inversiones non santas en los partidos políticos y las elecciones.   A ellos y a otros, no les hicieron ningún caso.

En el ámbito político, la Fiscal, cumpliendo su deber con valentía, ha jugado todas sus cartas.   En el mismo ámbito, el bloque más grande de la Asamblea quiere su cabeza, y rápido.   Los demás han dicho que no les respaldarán.  Veremos si en los hechos, cumplen con mantener la Fiscal, o evidencian algunos acuerdos que permiten la actual mayoría legislativa.  Qué dirá el viceministro de gobernabilidad, baby Torres, otrora promotor de uno de los apresados?  La gobernabilidad incluye mantener un narcoestado?

Para superar esta metástasis se requieren cambios institucionales y de procesos para la designación de jueces y algunas autoridades, que se podrían iniciar si la amplia mayoría que ha aprobado leyes en estos días, tuviera la voluntad política para hacerlos; un concurso decente para que lleguen jueces decentes y honrados a la corte nacional y alguna acción diferente en el combate a la inseguridad nacional.

Utopía?  Feliz 2024.

Sobre el autor:

Antonio Bermeo

Ingeniero Civil, Master en Ingeniería Ambiental, Master en Catastro y Valoración. Vinculación a la política pública y desarrollo.