Un líder con un plan, ¿y el relato?

Un líder con un plan, ¿y el relato?

Gabriela Panchana Briones12 agosto, 20215min2525
Gabriela Panchana Briones12 agosto, 20215min2525
gobierno-lasso-entrevista-4pelagatos
Acabo de terminar de escuchar la entrevista, muy oportuna y esencial, que le hizo el periodista José Hernández al presidente Guillermo Lasso, y la sensación que me queda es que tenemos un líder con un gran plan, pendiente aún de un relato que esté a la altura de las circunstancias tan desafiantes que tenemos.

Me explico mejor: hasta ahora sabíamos que el plan del gobierno comenzaba con la vacunación, y que la vacunación está siendo un éxito, pero no sabíamos, al menos no hasta antes de esta entrevista, cuáles serán los siguientes pasos, en qué está trabajando el equipo de gobierno de manera concreta, con cifras, con datos. Menos aún sabemos cuál es el estado —asimismo con datos y cifras— en que han encontrado al país, por ejemplo lo que comentó el presidente sobre Yachay: que se gastaron más de 1200 millones, ¡y solo hay activos por 200! O sea que los gobiernos anteriores esfumaron 1000 millones.

Tampoco teníamos conocimiento sobre la concentración de créditos de la banca pública en un puñado de acreedores. En pocos minutos se hizo evidente que hay muchos datos con los que el gobierno podría nutrir la opinión y la conversación de sus mandantes, y generar un ambiente más propicio para la ejecución de los planes de gobierno. Queremos y necesitamos saber mucho más que lo que se nos dice hasta ahora.

Para bien y para mal, lo que no se comunica no existe, los relatos que no los construyen los protagonistas de la agenda del Ecuador del Encuentro son sustituidos por las percepciones y falsificaciones de la realidad que construyen otros, entre ellos, los interesados en el fracaso del gobierno, y en el caos y la violencia que les tienda redes para la corrupción y para la impunidad.

El presidente dijo que cada gobierno tiene una personalidad, y que su gobierno tiene como marca la eficiencia, y eso está muy bien, sin embargo parte de ser eficiente es hacer uso de las herramientas de la gerencia política para darle viabilidad al plan de gobierno, a la visión de país que el líder tiene. Esa viabilidad se la diseña, en gran parte, con hechos, como reiteró varias veces el presidente que era su manera de comunicar, —esa es la gestión— pero esa gestión necesita ser visible y coherente con el plan, y esa coherencia se la pone en evidencia a través de la comunicación estratégica que une los hechos en un relato que incluye a la ciudadanía como partícipe y beneficiaria de ese Ecuador del Encuentro. Y ese relato o narrativa es lo que, a los 78 días del gobierno, aún nos hace falta. Y cada día que pasa es más urgente, porque los desafíos son muy grandes, los enemigos de la paz y del progreso son muchos y, a diferencia del gobierno, no están limitados por la ley ni por la ética, son criminales, mafiosos, con muchísimos recursos para hacernos daño.

Desde mi visión, tenemos lo más importante, un presidente con voluntad y capacidad de transformar al país, con genuina buena fe. Lo único que preocupa es la falta de sagacidad política de él y de su equipo, que se traduce en ingenuidad, y que puede ser la debilidad que aprovechen los que solo están a la espera del momento perfecto para atacar e incendiar. No nos durmamos en los laureles de la vacunación exitosa. Ese logro, que es muy grande, alcanza solo para los primeros 100 días. Van 78.