LOS SILENCIOSOS PAGOS EN LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO

Las acusaciones por diezmos y venta de cargos llegan hasta la Defensoría del Pueblo. El abogado Patricio Gordillo León dijo que recibió la oferta de un cargo a cambio de dinero por parte de un amigo cercano del actual defensor del Pueblo, Freddy Carrión. El relato del denunciante afirma que Carrión no negó la amistad con el implicado pero sobre todo no hay pruebas de que el defensor del pueblo lo haya acusado o solicitado investigar a su amigo por usar su nombre en actos irregulares ¿Qué funcionario muestra pasividad y contemplamiento si alguien usa su nombre para actos ilícitos? Aquí la historia.

LOS SILENCIOSOS PAGOS EN LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO

El defensor del Pueblo, Freddy Carrión, dice que Cristian Aguirre abusó de su confianza e hizo todo a sus espaldas, que cuando conoció el caso, no lo denunció porque él no era el perjudicado. Señala que eso fue un negocio armado entre los dos (Aguirre y Gordillo), con el que luego intentaron “chantajearlo”.

A finales de mayo de 2019, Patricio Gordillo León renunció a su empleo en el Ministerio de Trabajo por la promesa que le hiciera Cristian Aguirre Saa de ser el director Nacional del Buen Vivir en la Defensoría del Pueblo. Ahí ganaría un mejor sueldo y tendría estabilidad laboral por cinco años, pero el ofrecimiento no era gratuito: debía pagar por el cargo y así lo hizo. El 9 de  mayo de 2019, entregó a Aguirre $2.363 en efectivo (el equivalente al sueldo que tendría como director). “Pasó retirando el dinero por mi domicilio, ofreciéndome entrar a trabajar el 6 de junio de 2019”, señaló Gordillo.

Agregó que conoció a Cristian Aguirre años atrás, cuando era cliente de su empresa de renta de autos. Con el tiempo entablaron amistad y se hicieron favores mutuamente, como aquella ocasión de marzo de 2019, en que Gordillo, cuando aún laboraba en el Ministerio de Trabajo, agilizó un certificado de visto bueno para Freddy Carrión que, en ese entonces, concursaba para defensor del Pueblo.
“Me dijo que estaba trabajando con el Dr. Freddy Carrión Intriago, que estaba primero en el concurso para ser designado el nuevo Defensor del Pueblo, que es íntimo amigo y persona de confianza de él, y que en ese momento se encuentran en la etapa de impugnaciones (…) y que de llegar a ser ganador me tomaría en cuenta para conformar el equipo de trabajo”, detalló.

Antes de concretar el pago por el cargo, Cristian Aguirre y Patricio Gordillo, según el relato de este último, se reunieron dos veces. La primera vez, el 6 de mayo de 2019, en la Defensoría del Pueblo (Av. De los Shyris, entre las calles  Tierra y el Espectador), en el sexto piso, en el despacho del defensor: “me recibió y conversamos en la oficina de los asesores, indicándome que en el transcurso de la semana se iban a reunir con el equipo para designar a los nuevos directores, que una vez revisada mi hoja de vida y por la experiencia que tengo habían conversado con su amigo Freddy Carrión Intriago, para ofrecerme una dirección”.

La segunda fue al siguiente día (7 de mayo de 2019), en la oficina personal de Freddy Carrión, ubicada en las calles 6 de Diciembre y Eloy Alfaro, en el edificio White Spol, dice Gordillo, “quería conversar conmigo sobre el trabajo que voy a desempeñar. Acudí al  lugar y constaté que era la oficina del Dr. Freddy Carrión, ya que existían varios certificados y fotos colgadas en la pared con el nombre del actual Defensor del Pueblo”.  Agregó que “ahí me dijo que me va a dar la Dirección Nacional del Buen Vivir, que ya ha conversado con el defensor y que esa dirección es la que está disponible”.

En entrevista con este medio, Freddy Carrión confirmó que esas fotos corresponden a su despacho personal, sin embargo, señaló que nunca supo de las reuniones entre Aguirre y  Gordillo. Carrión fue abogado del padre  y hermano de Cristian Aguirre en un juicio penal por abuso de confianza.  De ahí el “enlace” con Aguirre y por eso este tenía acceso a su oficina, explica el defensor.

Ese mismo día, 7 de mayo de 2019, en horas de la tarde, por medio de un chat de WhatsApp, Aguirre le pidió dinero a cambio del cargo.

“Mi Dr…seguimos reunidos .. le comento están pidiendo diezmos desde 5000. Según el cargo… (…) Es decir se llegó a la conclusión que un sueldo por empleado”, dice Aguirre.

“Hable doc para ir pagando. Como le dije del mismo sueldo ir pagando si es un sueldo por cargo”, respondió Gordillo.

“No…. se quedó que todos pagan para ingresar mi doc hasta…mañana las 10 de las personas que van a ingresar desde el 1 de junio”, replica Aguirre.

Más tarde, le dice:

“Tamos reunidos. Ya volvieron a ratificar un sueldo… por el puesto que van a ocupar…Es más 4 ya acabaron de dar”.

“En horas de la tarde, vía telefónica, me indica que esto no estaba planificado y que él no está de acuerdo en estas decisiones, que son los hermanos del defensor del Pueblo quienes quieren recuperar lo invertido y decidieron cobrar por los puestos”, relata Patricio Gordillo.

Este medio constató que el número desde el que se enviaron los mensajes de WhatsApp corresponde a Cristian Aguirre. Fue él quien respondió cuando este medio marcó ese número para conocer su versión.

Dos días después, Gordillo, convencido por los ofrecimientos y las reuniones con Aguirre, pagó.

Recuerda que insistió en varias ocasiones por el trabajo y Aguirre le indicó que que no me preocupe que todo está seguro, que la contribución  ya está en manos del Dr. Freddy Carrión”.

Señaló que luego le prestó a Aguirre $ 400 para una emergencia familiar y que gestionó un cargo para Johana Cortéz, a quien habían despedido de la Defensoría. Aguirre le indicó que podía ayudarla a cambio de $2.500 dólares. El pago de Johana Cortéz se hizo por medio de la cuenta de la madre de Patricio Gordillo. Sin embargo, Aguirre recibió un cheque por $ 1.900 porque los $600 restantes fueron abonados a una deuda anterior que éste tenía con Gordillo por la renta de autos.

“Llegando la fecha de mi supuesto ingreso a la Defensoría del Pueblo, durante los primeros veinte días del mes de junio, solo existieron excusas, como que el defensor del Pueblo está de viaje y el mismo es quien les quiere posesionar a los nuevos directores, que existen problemas políticos debido a las cuotas políticas que quiere Macas”.

Molesto y desesperado por las evasivas de Aguirre, el 24 de junio de 2019, “me acerqué a las oficinas de Talento Humano, me atendió el Dr. Hernán Toro, le presenté mi carpeta, le dije que hablé con el doctor Aguirre y que estoy para el puesto para director del Buen Vivir. Me dijo que el defensor no le había comunicado nada y que no conocía a Cristian Aguirre.

Le dije que era un tema delicado, porque se habían entregado valores y pedí hablar con el defensor. Subimos al sexto piso, al despacho del Defensor y le expliqué todo. Me indicó que no sabía nada del tema pero que sí le conocía, que son amigos desde los 15 años en la ciudad de Loja de donde ambos son oriundos, que las familias son muy íntimas, que él se volvió a encontrar con Cristian Aguirre cuando participó en la defensa jurídica de un hermano de  Aguirre Saa  que es miembro de la Policía Nacional,  que participó activamente en todo el proceso de candidatura para ocupar el puesto que hoy ostenta.

Me dijo “hace pocos días me enteré que me ha robado unos cheques y ha estado girando cheques a mi nombre y por eso puse la denuncia” y cuando le pedí que me proporcione la denuncia, no me supo ni siquiera decir qué número de denuncia es. Me dijo que le había prohibido la entrada a Cristian Aguirre a la Defensoría”, explica.

Freddy Carrión confirmó a este medio el encuentro que tuvo con Patricio Gordillo. Sobre su relación con Cristian Aguirre Saa explicó que lo conoció años atrás. “A finales de 2014, me busca él por un asunto de su hermano y su papá que necesitaban mi asistencia legal, me presentan el caso, yo estaba en ejercicio profesional y asumo el caso de ellos (…) yo llevé el juicio penal por abuso de confianza hasta diciembre de 2015”. “En diciembre de 2018, le seguí asesorando a la familia (…) retomo el juicio que ya estaba en segunda instancia. Así seguíamos trabajando y él seguía como el enlace con la familia y conmigo, llegamos a diciembre de 2018, yo decido participar para defensor del Pueblo y él, indudablemente, seguía en el enlace con su familia, mientras yo ejercía o me preparaba para mis cosas, también tenía que seguir ejerciendo el tema penal”.

Explica que durante el concurso para defensor del Pueblo, Aguirre “colaboró en ciertas cosas”. “Yo gano la Defensoría del Pueblo y me posesiono el 16 de abril de 2019, seguía armando el equipo, él inclusive formó parte cuando yo estaba en la oficina, en mi despacho, nos reuníamos con el equipo, él también en algunas reuniones participó. Él sería parte del equipo hasta los primeros días de mayo”, señala Carrión.

El defensor dijo a este medio que Aguirre dejó de colaborar en su equipo de trabajo porque de su oficina desaparecieron 14 cheques, “ocho cheques personales y 6 cheques de mi estudio jurídico. Puse la denuncia respectiva, no sabíamos quién era, tomando en cuenta que en mi despacho, es un despacho familiar, trabajan mis dos sobrinos, trabajaba yo y él que iba de vez en cuando. Como es tema familiar, en mi denuncia yo no podía poner quién, pongo la denuncia con fecha de 8 de mayo de 2019”. Tenía presunciones, sospechas de que podía ser él. A partir de ahí no le permití el ingreso a la Defensoría”, asegura.

Luego de eso, fue la reunión con Gordillo, “se acerca y me dice, vea, aquí ha pasado esto, y me cuenta que este Cristian Aguirre se ha presentado como mi amigo, que trabaja conmigo, que adicionalmente forma parte de la Defensoría y que él me va a hacer ingresar y ahí me sorprendí completamente, porque yo tenía la presunción de los cheques, no por este lado”. El defensor asegura que nunca supo que Aguirre se había tomado su nombre para gestionar la venta de cargos, “todo lo estaba haciendo a mis espaldas, yo no tenía idea de eso”, dice.

Señala que Gordillo le  dijo que quería una solución y le solicitó un cargo. “En el momento en que yo le esté dando un cargo a usted, yo estoy aceptando que efectivamente empecé a negociar los puestos”, dice que fue su respuesta.

Patricio Gordillo relata que el defensor lo recibió con dos asesores. Allí le contó lo ocurrido con Aguirre, sobre los pagos en efectivo y en cheque que  le hizo, le mostró los chats, la foto tomada por Aguirre al defensor durante una reunión de trabajo. Dice que el defensor no negó las fotos, que le dijo que Aguirre tenía acceso a reuniones, hasta hace poco tiempo, antes de que supuestamente le “robara” los cheques. “No me dio ninguna solución, al final me dijo si quiere denuncie, usted tiene todo el apoyo de la Defensoría, pero después ya no me contestó”.

Continuó su relato diciendo que le pidió a Carrión que no le avisara nada a Aguirre, porque él pretendía en ese momento ir a la Fiscalía a “ver cómo le logro configurar una flagrancia y poder detenerle”. Al siguiente día, descubrió que Carrión había llamado a la madre de Aguirre a reclamarle, supuestamente, por haberlo metido en “esos problemas”.

“A los pocos minutos de esa llamada me llama Cristian Aguirre a reclamarme por qué he ido a hablar con el defensor. “Acabo de hablar ya con los hermanos de Freddy, me quitan todo el respaldo, obvio ellos no se van a hacer cargo de nada pero yo voy a afrontar, mañana estoy en su casa para arreglar y entregarle el carro. Ahí es cuando le grabo”.

A esa fecha, Cristian Aguirre seguía usando un auto que le rentó a Gordillo.

¿Qué hizo usted luego de conocer la denuncia de Patricio Gordillo?, le preguntó PI

“Le había mencionado a Gordillo, presente la denuncia, él le debe el carro por qué no montamos un operativo para capturarlo, porque él no puede vender los carros, le estoy negando yo, que yo no tengo nada que ver ese tema, ni mucho menos he autorizado, por qué no hace un operativo, viene usted, lo coordinamos aquí, porque a usted es el que lo está estafando diciendo que está…que hay un cargo de venta en la Defensoría del Pueblo y además tiene un vehículo prestado, entonces él me dijo vea, es que yo no quiero problemas, yo lo único que quiero es cumplir con esta señora, que es una señora que tiene discapacidad, que también la ha engañado, por lo tanto, necesito que me den el trabajo, me lo dijo así: necesito que me dé el trabajo. No, le dije, yo no puedo darle ningún trabajo porque eso sería aceptar que yo estoy metido en eso, y ahí terminó. No volvió el señor Gordillo”, dice el Defensor. Señala además que con Aguirre todo tipo de comunicación fue “cortada”.

¿Qué más hizo, luego de conocer que Aguirre vendía cargos en la Defensoría a su nombre? A más de ofrecerle a Gordillo el tema del operativo para capturarlo, ¿puso alguna denuncia?,

“Directamente no, porque yo no era el afectado, por eso le pedí a Patricio, ¿por qué usted no presenta la denuncia? Por favor, presente la denuncia”, responde el defensor.  Él y sus asesores insisten que se le ofreció a Gordillo ayudarle a que presente la denuncia y lo cuestionaron por haber creído en los ofrecimientos de Cristian Aguirre. “Me extraña que no haya presentado la denuncia hasta el día de hoy, dice Freddy Carrión.

En enero de este año, Alexandra Maila  denunció ante la Defensoría del Pueblo, a Cristian Aguirre. Al igual que pasó con Gordillo, Aguirre le solicitó dinero a cambio de un cargo, a ella, como garantía de esos ofrecimientos le entregó un cheque pertenecía a la compañía de Freddy Carrión: “Carrión Intriago & Asociados Cía. Ltda.

El defensor dice que Aguirre usó los cheques que sustrajo de su oficina, “entregándolos en garantía a las personas a las cuales solicitaba dinero a cambio de cargos en la Defensoría”.

La Defensoría del  Pueblo puso la denuncia por este caso el 21 de enero de 2020. Siete meses después de que Patricio Gordillo le advirtiera que Aguirre vendía cargos a nombre del defensor.

Dice que lo hizo porque ya eran cheques suyos vinculados a la venta de cargos. Antes era solo la versión de Gordillo contra la de Aguirre y él suponía que el tema de Gordillo “era un negocio entre ellos dos, que entre los dos armaron y en el que intentaron chantajearme”.

Le preguntamos por la pasividad para enfrentar un tema como este, respondió: “el señor Gordillo viene y me dice solucionemos, deme el cargo y no pasa nada, entonces a mí me genera eso…primero a ver, si alguien se siente estafado no va a estar diciendo, vea solucionémoslo de alguna manera, deme algo. Voy y lo denuncio a usted y a todo el mundo, pero por supuesto, pero viene y me dice, vea, yo no quiero problemas, solucionemos y ¿cuál es su solución?, deme el cargo, cómo así le voy a dar el cargo, él lo manifiesta, (…) entonces era la palabra de él con la palabra de Cristian, vi esos mensajes…y prohibida la entrada, porque no tenía un documento diciendo mire, él si está vendiendo los cargos, era la palabra del señor Gordillo contra la de él, yo me sentí chantajeado”, expresa Carrión.

¿Camioneta como garantía?

El 25 de junio de 2019, “llega Cristian Aguirre a mi domicilio, me entrega las llaves del auto rentado y le dije un momento, es necesario que hablemos y subimos a mi oficina donde se encontraba mi conviviente, mi madre y  la Dra. Johanna Cortez, nos pide disculpas por lo ocurrido y manifiesta que ha roto relaciones con Freddy Carrión y con sus hermanos”.

La grabación de esa conversación fue entregada a este medio, en ella se escucha a Aguirre referirse a la visita de Patricio Gordillo al defensor, dice que por ese encuentro las cosas “quedaron mal”.

En el audio Aguirre reconoce varios hechos relevantes: “Discutimos, hablé con el hermano (de Carrión) y toda la situación, bueno, las cosas quedaron mal, porque, dice, bueno si al final de cuentas estás haciendo algo tiene que ser con gente de confianza, él se la saca de esa manera, obviamente.

Entonces dice, te imaginas que en vez de venir acá se hubiera ido a otro lado o simplemente donde Gina Benavides o …donde…cualquier cosa, la situación que iba a pasar”, dice Aguirre.

Gina Benavides, a la que se refiere en el audio Cristian Aguirre, ocupó el cargo de defensora encargada, antes de que Freddy Carrión lo asumiera.

Aguirre asegura que va a pagarles con el dinero de la venta de una camioneta. Johana Cortez, la otra perjudicada, le hace firmar una letra de cambio.

“Durante todo este tiempo de mentira en mentira, de mañana en mañana, no cumplió con lo acordado. Todo esto mediante mensajes de WhatsApp, que mañana le pago, que no me depositan, que no se hace efectivo el dinero. Ante mis insistentes llamadas me dice vía telefónica, Dr. por favor, yo quiero pagarle si usted no me cree le dejo la camioneta de la escuela de conducción hasta que pueda vender un auto que ya lo tengo negociado. Me deja una camioneta D-max, color blanco de placas PCS-6440”.

La camioneta era de propiedad de la Escuela de choferes profesionales de Sangolquí. Según Gordillo esa escuela le pertenece a los familiares de Aguirre.

Guardaron el vehículo en un terreno de un familiar de Gordillo, en Monteserrín.  Trece días estuvo la camioneta allí, hasta que el 25 de julio de 2019, fue robada por personas que se movilizaban, según videos entregados a este medio, en seis autos particulares (entre ellos dos taxis) y dos vehículos patrulleros de la Policía Nacional. Gordillo asegura que Aguirre estuvo detrás del hecho. “Inmediatamente le llamo y le digo infeliz encima que me estafas te llevas la camioneta y las herramientas, me dice no Dr. yo como me voy a llevar, no me diga eso, hay que poner la denuncia y hagamos lo imposible por recuperar, le digo venga y solucionemos esto, pídamosle a su hermano policía, porque me había dicho que tiene un hermano coronel, para que nos ayude…de eso no me dijo ni sí, ni no”. Gordillo pidió los videos al Colegio Liceo Internacional y casas aledañas. Allí comprobó que la camioneta fue robada por 6 autos particulares y dos vehículos patrulleros de la Policía Nacional.

Se llevaron solo la camioneta, a pesar de que en el mismo terreno había otros tres vehículos.

“Doctor, la camioneta ya apareció en los patios de retención de Marianas”, le comentó días después Cristian Aguirre a Patricio Gordillo. “Desde ahí no me da la cara”, añade.

Al final, Gordillo perdió su dinero, no obtuvo el cargo y tampoco pudo poner la denuncia por estafa en la Fiscalía porque no cuidó el derecho objetivo, al haber pagado por un puesto. “Me recomendaron que presente las capturas de pantallas de los chat con Aguirre y que presente la denuncia al Fiscal Provincial para que él investigue de oficio a la Defensoría del Pueblo”, dice.

Esta no es la primera acusación por el delito de estafa que tiene Aguirre, el sistema de consulta de causas del Consejo de la Judicatura registra varios juicios por estafa y cobros de letras de cambio.

Christian Aguirre señaló a este medio que no tiene ninguna relación con la Defensoría del Pueblo y evitó referirse al tema, “si el señor se cree en la calidad de denunciarme que lo haga en la vía legal. Yo no tengo nada que ver con la Defensoría del Pueblo y si él tiene algún comprobante o algo de sus versiones que lo demuestre en la Fiscalía como yo en este momento me voy a pasar a denunciar por esos actos”, dijo.

Compartir esto:
Cerrar
Periodismo De Investigación © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
Cerrar