LA SOMBRA DEL CORREÍSMO SE REFUGIA EN EL GOBIERNO DE AMLO EN MÉXICO

Existe un nexo entre el presidente López Obrador que tranza por el asilo político de Gabriela Rivadeneira y Ricardo Patiño en ese país

LA SOMBRA DEL CORREÍSMO SE REFUGIA EN EL GOBIERNO DE AMLO EN MÉXICO

Públicamente el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, cuestionó a su homólogo ecuatoriano Lenín Moreno, durante las violentas manifestaciones en Ecuador. Esta protesta fue motivada, en principio, por su postura ideológica y respaldo a los gobiernos progresistas de la región; sin embargo, detrás existe una figura desconocida impulsando al mandatario mexicano para dar asilo en su país a Ricardo Patiño, Gabriela Rivadeneira y otros seis altos dirigentes del correato que recibieron protección en la embajada mexicana en Quito.

Quien sirve de nexo es Daniel Tovar, un internacionalista, que es parte activa del círculo político de López Obrador y que también formó parte de la campaña política de Rafael Correa en 2013. Además, ocupó cargos públicos en Ecuador, tras la elección del ex presidente.

Tovar es parte del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), creado por el actual presidente mexicano López Obrador, en octubre de 2011, como parte de su campaña presidencial en las elecciones federales de 2012. Este frente político mexicano obtuvo su registro como partido político nacional en 2014 e impulsó la victoria de AMLO en 2018.

Tovar también respaldó a López Obrador durante las últimas elecciones presidenciales mexicanas. Esto lo revela Tatiana Clouthier, quien fue coordinadora de campaña del ahora presidente y pieza clave en la victoria del 1 de julio pasado.

En un artículo publicado el portal Expansión Política, Clouthier afirma que durante la campaña se reunía el equipo para elaborar el plan de comunicación y, entre otros nombres, menciona el de Daniel Tovar.

“Los lunes nos reuníamos para el plan de comunicación, luego se fue intensificando el trabajo y nos juntábamos más días o dependiendo de cómo se presentaba la situación. Ahí estábamos Mario Delgado, Jesús Ramírez, Yeidckol Polevnsky, Jesús Cantú, Ceci Mendoza, Santiago Pando, Daniel Tovar…”, cita.

Lo dicho por Clouthier es ratificado en la publicación 87 de Campaigns & Elections México, de agosto 2018, titulada “Todas las mujeres y hombres del presidente”. Allí se muestra una foto del equipo de campaña en la que Tovar vuelve a aparecer y se identifica como una de las dos personas responsables de la comunicación y estrategia digital de la campaña electoral de AMLO. En la entrevista asegura que usaron todos los canales digitales en redes sociales, desde las cuentas del partido político Morena y la coordinadora de campaña, hasta las de personajes de la vida cultural y académica del país.

«También empleamos páginas de Facebook que han generado mucho tráfico en los últimos años y que los grupos ciudadanos han sido los encargados de viralizar», cita. «Lo que hicimos fue, en otras palabras, organizar a todos esos compañeros que ya venían haciendo el trabajo y brindarles contenido».

En la entrevista también ratifica su participación en Morena desde 2011, cuando el partido político se integró como una asociación civil y su participación en las campañas electorales mexicanas de 2012. Asegura que en las últimas elecciones, se integró al «Cuarto de Guerra», un espacio así denominado por los equipos de campaña para definir estrategias de acción en todas las áreas.

Ante la pregunta de ¿Qué sigue para ustedes?, responde: «Soy militante del partido y estaré donde se requiera. Estamos trabajando en el proceso de transición; ayudaré en el mensaje que se llevará de aquí hasta diciembre».

Tovar y sus nexos con el correísmo

La participación de Daniel Tovar con el Gobierno de Correa tiene larga data. En abril de 2013, previo a las elecciones de 2013, Tovar escribe una reseña en su blog personal detallando lo que fue la última caravana de su candidato en campaña electoral.

“Minutos antes de que arribara a su cierre de campaña, Rafael Correa se encontró a unas cuadras de La Michelena -el sitio en donde se realizaría el acto- con el resto de los candidatos de Alianza País que lo acompañarían en la tarima, con el propósito de partir todos juntos, en un solo vehículo –el Correa Móvil-, a la concentración”, cuenta con lujo de detalles.

“Era una calle solitaria, nadie, excepto los candidatos y la seguridad presidencial, sabían que ahí se efectuaría el encuentro, que de esa calle del sur de Quito partiría Correa a su último mitin como candidato”; revela que Correa utilizaba también recursos públicos para su seguridad en campaña.

“Mientras esperábamos al ´Presi´ (por alguna razón que no detallaré aquí, yo también me encontraba en el lugar)…”, confiesa y, con esta declaración, Tovar constata su presencia en el evento.

Posterior a la campaña electoral, el mismo año, Tovar respalda la candidatura de Gabriela Rivadeneira a la presidencia de la Asamblea Nacional y, una vez que ella asume el cargo, fue nombrado su asesor de Despacho.

El 5 de octubre de 2013, Tovar expresó abiertamente su apoyo a Rivadeneira en una nota que publicó en su blog personal, pero la eliminó este 14 de octubre tras las protestas en Ecuador. En el texto, Tovar cataloga el nombramiento de Rivadeneira al frente del Poder Legislativo en 2013 como de “relevancia histórica” y describe a Rivadeneira como “una joven militante de izquierda de tan sólo 29 años de edad, que a través de su trabajo en distintos espacios de gobierno se ha ido ganando la confianza de Correa, de la estructura de su partido a nivel nacional y del pueblo ecuatoriano, sobre todo de los jóvenes”, cita.

“La Presidencia de Rivadeneira es un logro colectivo y generacional que nos dice que todavía es posible cambiar las reglas del juego”, escribe y agrega: “Uno de los más férreos creyentes en la capacidad de los jóvenes es el propio Rafael Correa, quien ha respaldado una y otra vez a Rivadeneira y que no ha vacilado en considerarla públicamente como su posible sucesora”. La prueba de la participación de Tovar como asesor fue más evidente en la reunión multilateral de la Asamblea Nacional con los presidentes de los parlamentos de Surinam, Uruguay, Bolivia y Colombia, el 4 de diciembre de 2014, en Ecuador.

Mientras Rivadeneira fungía como presidenta de la Asamblea Nacional, se pudo ver a Tovar acompañándola a las reuniones del entonces presidente Correa, en Carondelet, junto a otros asambleístas del Movimiento Alianza País y también durante una reunión en Cuba, el 6 de agosto de 2016, con Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

En esa, Rivadeneira denunció “un resurgir de sectores de la derecha latinoamericana” y dijo que “en Ecuador, como en otros países que se han propuesto cambios en beneficio popular, tiene su cara visible en una ofensiva mediática cargada de manipulaciones y mentiras”.

Su programa de actividades en La Habana incluyó encuentros con Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular; Mercedes López Acea, Teresa Amarelle Boué y José Ramón Balaguer Cabrera. También se reunión con los Héroes de la República de Cuba Gerardo Hernández, Fernando González y René González.

Este año, adicionalmente, Rivadeneira viajó a México a las a las 23:10 del jueves 30 de mayo. Explicó que asistió como observadora en la elección de Gobernador de Puebla, pero funcionarios de la Asamblea confirmaron que no existía un encargo de ninguna representación de la Legislatura hacia México a su nombre, por lo que su viaje lo hizo de forma privada.

A la mañana siguiente, el viernes 31 de octubre, dos exministros de Rafael Correa: Alexis Mera y María de los Ángeles Duarte fueron detenidos por orden de la Fiscalía General del Estado para ser investigados por un presunto delito de concusión en el caso Arroz Verde.

En México, una fuente que pidió el anonimato reveló a Periodismo de Investigación PI que Rivadeneira se reunió con Daniel Tovar, su ex asesor de Despacho en la Asamblea Nacional (2013), pero la naturaleza de esa reunión se desconoce.

Los alfiles de Correa 

Ricardo Patiño permanece en México desde abril de 2019, tras emitirse una orden de prisión preventiva en su contra, por el presunto delito de instigación en un encuentro de la Revolución Ciudadana efectuado en Latacunga. Para el 5 de octubre del mismo año, el ex canciller ecuatoriano recibió el asilo político y el 2 de septiembre México le otorgó la figura de perseguido político.

La Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada Transnacional e Internacional de Ecuador solicitó a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) una orden de captura en contra de Patiño.

En medio de las últimas protestas en Ecuador, Gabriela Rivadeneira, Luis Fernando Molina, Soledad Buendía, Carlos Viteri Gualinga, y sus respectivos cónyuges, se refugiaron en la embajada de México en Ecuador. “Nuestro país reitera su compromiso con el respeto, protección y promoción de los derechos humanos de todas las personas, independientemente de su afinidad política”, dice una nota emitida por la embajada en Quito.

Rivadeneira, además de ser la ex presidenta de la Asamblea Nacional de 2013 a 2017, fue secretaria Ejecutiva del Movimiento Alianza PAIS desde el 1 de mayo de 2017 hasta el 23 de noviembre de 2017, cuyos principales miembros son investigados por la Fiscalía General debido a una serie de aportes económicos ilícitos a sus campañas electorales, revelados en el caso Arroz Verde,  publicado por los portales La Fuente y MilHojas.

Rivadeneira y los demás refugiados en la sede diplomática mexicana, tuvieron una participación activa durante las últimas manifestaciones e impulsaron la idea de revocar el mandato al presidente Lenín Moreno.

La ex presidenta de la Asamblea además enfrenta otra acción penal en la Fiscalía General del Estado, por el delito de robo calificado, al haber autorizado el allanamiento al despacho del entonces asambleísta Cléver Jiménez, utilizando documentos falsos, en la navidad de 2013.

Otro de los políticos correístas procesados es Virgilio Hernández, quien no llegó a la Embajada de México y al momento se desconoce su paradero. Las autoridades policiales allanaron su domicilio y se encontró grandes cantidades de dinero en efectivo, equipos tecnológicos, teléfonos, sustancias sujetas a fiscalización y documentación.

En otros allanamientos realizados en domicilios de los líderes del correísmo se encontró suficiente envidencia que, según la Fiscalía, confirma la participación en una conspiración en contra del gobierno de Lenín Moreno.

 

 

Compartir esto:
Cerrar
Periodismo De Investigación © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
Cerrar