CASO GABELA: PARA CORREA EL MÓVIL DEL CRIMEN FUE UN ASALTO

Para el expresidente Rafael Correa el móvil del crimen del general Jorge Gabela fue un “asalto”.  El 3 de enero de 2011, días después del asesinato de Gabela, Correa llamó por teléfono a Patricia Ochoa de Gabela para decirle que estaba “consternado” por el “asalto” y muerte del excomandante de la FAE.

Las investigaciones por el homicidio apenas habían empezado, sin embargo, el expresidente se anticipó a decir que el crimen fue por delincuencia común: muy consternado con la noticia, primero el asalto, la herida y la muerte del comandante Gabela”, fueron las primeras palabras que dirigió a Ochoa, según la grabación a la que este medio tuvo acceso.

Ella le replica indicándole que está “mal informado” porque en el supuesto “asalto”, “no se llevaron nada, no se robaron nada”.

Contrariado por esa respuesta, Correa le responde no empecemos con esas cosas señora, aquí todos estamos preocupados por aclarar el hecho, si es asalto, pero puede ser ataque…y precisamente lo que necesitamos es toda la información de usted para poder aclarar”. Patricia le manifiesta que Fiscalía tiene toda la información necesaria para esclarecer el crimen. 

“Investigaremos señora (…) tenga la plena seguridad que vamos a hacer lo posible y lo imposible para que este caso no quede en la impunidad”, le asegura el entonces mandatario.

En 2009, un año antes de su muerte, Jorge Gabela señaló que existían problemas y enfrentamientos con los altos mandos de la FAE por oponerse a la compra de los helicópteros Dhruv por considerar que esas naves no contaban con las garantías técnicas suficientes para operar en Ecuador.

En diciembre de 2011, la justicia detuvo a varios de los autores materiales del crimen. Dos de ellos fueron liberados cuatro días después, y un año después, en 2012, alias “Francis”, acusado de disparar el arma que mató al general, fue acribillado en un barrio de Guayaquil.

En abril de 2012, el Tribunal Décimo de Garantías Penales del Guayas sentenció a cinco hombres como autores materiales, cómplices y encubridores del crimen del general Gabela. De los autores intelectuales no existe información alguna, pues la justicia, hasta el momento, no ha podido determinar quiénes son.

“Mi único pedido es que se haga justicia (…) no me interesa la venganza, lo único que quiero es justicia, que pague quien tenga que pagar”, le dice una aplomada Patricia Ochoa. Correa le pregunta si tiene alguna “sospecha”, “pregúntele entonces al almirante Arellano (…) yo conversé con él cuando mi esposo fue herido”, responde la viuda.

-Correa: ¿El almirante Arellano sabe algo?

-Ochoa: Yo conversé con él cuando mi esposo fue herido

-Correa: Ajá

-Ochoa: Yo conversé con él

-Correa: Voy a pedirle la información porque él no me ha comunicado…eso, ¿ok?

Para esa fecha, Homero Arellano desempeñaba el cargo de ministro coordinador de seguridad. Ochoa asegura que todas las dudas, inconsistencias del asesinato de su esposo las conversó con el ministro.

En la llamada que Correa hizo a Patricia Ochoa, ella le dice que el Ministerio de Justicia le informó que hubo “órdenes de arriba” para que inteligencia militar siga a toda su familia. “Cuáles son las órdenes de arriba, porque yo no he dado ninguna orden”, la interrumpe Correa.

En 2009, Jorge Gabela denunció que era vigilado por orden de otros generales. Después se conocería una grabación en la que el general Gabela le dice al jefe de la inteligencia de la FAE, coronel Roberto Vargas que sabe de la disposición del general Alonso Espinoza de mandarlo a seguir y que si algo le sucede a él o su familia “los culpables son ustedes”.  Estos hechos llevaron a Gabela a investigar el patrimonio económico del general Alonso Espinoza. 

Ochoa le comenta a Correa que en una ocasión también hablé con su hermano, si usted habla con su hermano se dará cuenta que muchas cosas no compaginan”, y le pide que investigue el tema de los helicópteros Dhurv señor presidente lo único que le puedo decir a usted es por favor investigue acerca de los helicópteros, usted personalmente métase al computador y vea sí, el último informe de la India, solo con eso le digo”.

Bueno, vamos a investigar. En todo caso reciba un abrazo usted, su familia, créame que lo sentimos muchísimo, responde Correa.

Para 2012, la versión oficial era que la muerte del general estaba relacionada con la delincuencia común, pero la lucha constante de su familia y la negativa de aceptar esa versión, incentivó la creación del Comité Interinstitucional.

La investigación sobre la muerte de Gabela está llena de inconsistencias, contradicciones, omisiones y hasta desapariciones de documentos cruciales.

El Ministerio de Justicia contrató al perito argentino Roberto Meza para investigar el crimen. Meza se comprometió a entregar tres “productos”.

El 11 de abril de 2013, entrega el Producto I (Plan de trabajo y cronograma), el 26 de abril de ese mismo año entrega el Producto II, el mismo que concluye que el móvil del asesinato de Gabela fue por delincuencia organizada y el 15 de mayo de 2013 entrega el Producto III que concluye que la causa de la muerte del general “habría sido producto de la delincuencia común”.

En julio de 2018, la Asamblea Nacional creó la Comisión Ocasional para analizar e investigar el caso para esclarecer el asesinato del excomandante de la FAE.

A continuación el audio de esta llamada entre el expresidente Correa y Patricia Ochoa, viuda de Gabela.

A continuación la llamada entre el General Gabela y Coronel Vargas en el cual el excomandante de la FAE asegura que si algo le pasa es responsabilidad de ellos.

Compartir esto:
Cerrar
La Fuente © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
Cerrar