USD 139 MILLONES GLOSA DE TABABELA

La suma de todas las glosas emitidas por la Contraloría General del Estado es de 138’882.709 dólares.

La administración de Augusto Barrera estuvo lejos de ser perfecta. No solo que ahogó con multas a los quiteños, sino que también pudo haber manchado su obra emblemática: la renegociación del Aeropuerto Mariscal Sucre. Contraloría detectó irregularidades por más de USD138.8 millones. El informe está guardado.

USD 139 MILLONES GLOSA DE TABABELA

Augusto Barrera, exalcalde de Alianza PAIS, rubricó la construcción del nuevo aeropuerto de Quito, en Tababela.

El 9 de agosto del 2010 fue calificado como un día “histórico” para Quito. El motivo fue la firma de la Alianza Estratégica entre el Municipio y Quiport S.A., concesionario del Aeropuerto Mariscal Sucre. En términos generales, la buena noticia era que la ciudad recibiría 878 millones de dólares en los próximos 35 años, en lugar de los 295 millones que originalmente establecía el contrato de construcción y concesión de la terminal aérea ubicada en Tababela. A simple vista, era una exitosa renegociación realizada por la administración de Augusto Barrera (Alianza País). Aunque las cosas pudieran cambiar…

En su informe DAPyA-0006–2016, la Contraloría General del Estado hace un listado de las numerosas irregularidades en torno al cumplimiento de esta Alianza Estratégica, así como sobre temas relacionados a la operación y mejora del Aeropuerto quiteño. El informe estuvo por breves minutos en el portal de la entidad de control, pero misteriosamente fue bajado del sistema. En exclusiva, Focus revela sus partes más importantes:

APORTES SUPERIORES A LA PROYECCIÓN FINANCIERA ACORDADA

Según el documento de Contraloría, Quiport S.A. se benefició de 76’738.824 dólares por aportes en exceso realizados por el Municipio de Quito.

La renegociación del contrato de construcción y concesión del Aeropuerto Mariscal Sucre establecía que el Cabildo debía aportar 179’519.266 dólares, correspondientes al 26% del monto total del proyecto, es decir, 683’407.975 dólares. Este pago podía realizarse en varias partes, pero con fecha límite a septiembre del 2010, mes anterior al de inicio de operaciones de la terminal aérea previsto en el contrato.

Sin embargo, el Municipio de Quito desembolsó dinero más allá del tiempo establecido y por un monto superior al pactado. Su último aporte fue registrado el 30 de junio del 2013, con lo que su contribución alcanzó la suma de 256’258.090 dólares. La Contraloría subraya que “las aportaciones fueron negociadas, acordadas y constan en documentos e instrumentos jurídicos suscritos por las partes, y se entienden de estricto cumplimiento, y en ninguno de estos se estableció que el aporte del Municipio de Quito sea ilimitado”.

Por este hecho, el ente de control emite una glosa solidaria por 76’738.824 dólares, que representa el valor entregado en exceso. Sobre esto deberán responder dos altos funcionarios municipales, de los cuales este portal se reserva su identidad para no interferir en las acciones judiciales correspondientes.

COSTOS Y GASTOS DEL CONCESIONARIO SIN SOPORTES

Al igual que en el punto anterior, Quiport S.A. se benefició de un millonario monto entregado por el Municipio de Quito sin justificación, según lo detalla el informe de Contraloría. El concesionario del Aeropuerto Mariscal Sucre obtuvo 57’386.148 dólares adicionales, por concepto de costos y gastos que fueron reportados como operación y mantenimiento de la terminal aérea, sin los respectivos documentos de “propiedad, legalidad y veracidad”.

Los principales cuestionamientos realizados por diferentes sectores estaban orientados a sobrecostos en la obra, ahora confirmados con las glosas emitidas por la Contraloría.

Sobre este asunto se emite una glosa solidaria por 41’424.697 dólares en contra de una alta funcionaria municipal, por haber suscrito el 1 de octubre del 2013, un ACTA DE CONCILIACIÓN en que aceptaba asumir los costos y gastos reportados por Quiport S.A., sin la debida sustentación documental.

Del mismo modo, se emite una glosa por 15’961.451 dólares en contra de dos servidores públicos de alto nivel, por “no haber efectuado la vigilancia, seguimiento, monitoreo y control financiero de los contratos y acuerdos concernientes a la concesión del proyecto del Aeropuerto Internacional de Quito…”.

TASAS POR SERVICIOS AEROPORTUARIOS

En este caso, la Contraloría considera que el concesionario Quiport S.A. se benefició de 4’557.580 dólares, debido a que en el periodo entre el 29 de julio del 2009 y el 4 de febrero del 2011, hubo diferencias en el registro de la recaudación de pasajeros y servicios aeroportuarios. Según los reportes del concesionario, el monto cobrado era 102’023.481, mientras que un oficio signado como DFIN-246–15, decía que la recaudación en ese mismo lapso fue de 97’465.901.

La Contraloría emite una glosa solidaria contra dos altos funcionarios, por la diferencia entre los dos rubros, es decir, 4’557.580 dólares.

REPORTES DE INGRESOS CON INCONSISTENCIAS

El organismo de control detectó diferencias con respecto a los comprobantes de declaración, liquidación y pago de tasas por servicios aeroportuarios, valores que fueron recaudados por Quiport S.A. y que no fueron transferidos a las cuenta del Fideicomiso Mercantil de las Tasas del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre.

Por este tema, deben responder solidariamente dos funcionarios municipales a una glosa por 200.157 dólares.

MONTO TOTAL DE GLOSAS Y FUNCIONARIOS SANCIONADOS

La suma de todas las glosas emitidas por la Contraloría General del Estado es de 138’882.709 dólares. Son señalados cuatro funcionarios municipales, así como el Presidente de Quiport S.A. Asimismo, se recomienda la destitución de siete funcionarios. Este informe consta de 257 hojas, fue emitido el 24 de diciembre del 2015 y ha permanecido bajo llave sin ninguna explicación.

Esta investigación fue realizada por redacción Focus;  publicada el 17 de junio de 2016.
Compartir esto:
Cerrar
La Fuente © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
Cerrar